Pascual le ofrece la presidencia a Sergio Pérez y ya perfila su nuevo Consejo

NO ACEPTA. El consejero, que está sacando adelante la Fundación, rechaza el ofrecimiento por compromisos laborales
DAVID GUTIÉRREZ

Una vez que la planificación deportiva está tocando a su fin, ahora llega el momento para que la UDS se reestructure en sus despachos. Habrá movimientos en el Consejo de Administración, y muchos. Incluso puede que haya cambio de presidente, que no de máximo accionista. Eso sí, esa posibilidad queda supeditada a que algún hombre de confianza de Pascual decida aceptar la proposición del máximo mandatario.

Que Juanjo Pascual quiere renovar de arriba a abajo el Consejo de Administración es algo que ya quedó muy claro en la última reunión de los gestores del club. Y que incluso ha pensado en la posibilidad de dejar la presidencia para pasar a un segundo plano y quedar sólo como máximo accionista también. Pues bien. Pascual considera que el actual consejero Sergio Pérez es un hombre preparado y con la ilusión necesaria para colocarse al frente de la entidad. Así se lo ha hecho saber y es por ello que le ha ofrecido la presidencia del club. De momento, Pérez, que está tratando de sacar adelante la Fundación UDS, no ha aceptado la proposición. Y no porque no quiera, sino porque sus obligaciones profesionales le impiden centrarse en los quehaceres presidenciales de la manera que él cree que debería hacerse. Prefiere continuar con su labor consejero, donde viene realizando un buen trabajo. De hecho, la Fundación está a un paso de formalizarse y sería un gran golpe para afrontar el futuro unionista.

Lo que también ronda en la cabeza del presidente unionista es la composición del nuevo Consejo de Administración. En la última reunión comunicó a los consejeros su intención de renovarlo en profundidad y, en un principio, la idea era la de quedarse con Paco Caste, vicepresidente de la cantera, y con Sergio Pérez, prescindiendo de Alfonso del Arco, vicepresidente deportivo, Carlos Adame, Javier Hidalgo y Enrique Tristán, además de Bernardo Velasco, el que fuera vicepresidente económico.

Sin embargo, la continuidad de Alfonso del Arco está en el aire por dos razones. La primera es porque se trata de una persona con buen cartel en la ciudad, de reconocido unionismo. Y la segunda es porque Silvestre Sánchez Sierra, que posee el derecho a estar representado en el Consejo de Administración por su paquete accionarial, quiere que sea el propio Del Arco esa persona quien lo personifique.

En cuanto a las nuevas incorporaciones, varios nombres han sido sondeados con diferente predisposición. Regresará a buen seguro Juan Antonio Hernández, que ya formó parte del Consejo anteriormente y que volvería para ser la persona que acompañase al equipo en sus desplazamientos, siempre y cuando no continuara Del Arco, que era quien venía desempeñando esta función. También está en cartera el nombre de Bienvenido Mena, Director Provincial de Educación, que se ha mostrado receptivo. Su nombre, al estar ligado al Partido Popular, implicaría la inclusión en el Consejo de un miembro del PSOE. La idea de Pascual es que todas las fuerzas activas de la ciudad estén involucradas con el equipo. Además, en el caso de Mena, también se podría utilizar esa vía para mejorar relaciones con la Universidad de Salamanca. Respecto a la representación socialista, no han trascendido nombres, si bien algunos ya han salido a la palestra, como el de Carmen Juanes. Todo queda pendiente de lo que salga de la reunión entre Juanjo Pascual y Emilio Melero. Otro que ha sido sondeado es David Prieto, presidente de la Asociación de Hostelería, si bien su llegada parece más compleja.

Quien también ha sido sondeado es Ángel Mazas. El que fuera presidente unionista durante cuatro años, justo antes de la llegada de Juanjo Pascual, reconoce los contactos con el actual máximo mandatario, pero estima que éstos fueron ya hace tiempo y que no se plantea volver a la UDS: “No me interesa volver al Salamanca, yo estoy muy tranquilo como estoy. Hace tiempo que salí de allí y ya he estado en el club muchos años. Creo que ya no es mi momento, ahora es el turno de otros que tengan nuevas ideas, gente con ganas de hacer cosas nuevas”, apunta Mazas.