Para Vecinos por Salamanca el Ayuntamiento debe ser el motor que haga crecer el empleo

Regina Moreiro, miembro de Vecinos

Vecinos por Salamanca ha desgranado algunas de sus propuestas electorales en materia social que pasan, fundamentalmente, por mejorar la eficacia en la concesión de ayudas sociales y creación de empleo para personas en riesgo de exclusión con el Ayuntamiento como motor.

La candidatura de Vecinos por Salamanca ha realizado su presentación de propuestas ante uno de los asuntos que más le preocupan y que pasa por atender de manera adecuada al colectivo de personas en riesgo de exclusión.

 

Según cifras de Cáritas aportadas por Vecinos, en Salamanca hay 33.286 personas desempleadas y 12.000 familias con todas las personas en paro. Unas cifras que según ha apuntado Raúl Bermúdez "nos permiten mostrar nuestra disconformidad con los mensajes de bonanza económica que se lanzan y que nos parecen una falta de respeto para los que no tienen nada en casa". 

 

Regina Moreiro, desde su experiencia desde la Asocación de Vecinos del Barrio Blanco y como dueña de un pequeño comercio, apuntaba que esa necesidad se palpa en la calle. "Hemos vuelto a los años 50, cuando la gente te pedía que la fiaras en la tienda". 

 

Bermúdez apunta que para esas personas existen ya ayudas como la Renta Garantizada de Ciudadanía o la Ayuda de emergencia social, aunque tanto en un caso como en otro su propuesta pasas por agilizar los procesos de concecsión y evitar que los plazos en caso de perder una de esas ayudas sean tan grandes a la hora de poder solicitarlas de nuevo.

 

Raúl Bermúdez (Fotos: Alba Villar)

 

Además creen fundamental que los autónomos también tengan fórmulas para poder acceder a ellas.

 

Pero si hay algo fundamental para Vecinos es potenciar el empleo entre ese colectivo en riesgo social y creen que hay el Ayuntamiento es fundamental. "En una ciudad en la que solo tenemos turismo y Univerisad, el Ayuntamiento es el otro motor para el empleo por las contrataciones que realiza, aunque sea mediante contratas", apunta Bermúdez. 

 

Es por eso que Vecinos propone un área de empleo muy ligada a Servicios Sociales para potenciar las posibilidades de trabajo. La formación dual es una buena fórmula para Vecinos "pero con una remuneración acorde al trabajo que se realiza. Ahora mismo en muchos casos es de 300 euros y no compatible con ayudas de manera que hay gente que prefiere las ayudas porque sino no le llega. Nuestra propuesta es que esa remuneración sea al menos la del salario mínimo interprofesional". Además señala que es necesario que las prácticas sean "reales" con el empresariado de Salamanca y la inclusión de una cláusula social para que no sólo prime lo económico en la concesión. 

 

La ayuda rápida a emprendedores "y no tres años después" es otra de sus preocupaciones.

 

Además del empleo, el alquiler es otro de los aspectos que tiene especial importancia en el programa de Vecinos de Salamana. Su ejemplo para facilitar el acceso al alquiler es crear un sistema similar al que utiliza la Obra Social de La Caixa, creando un parque social de viviendas, mediante acuerdos con constructoras y entiedades bancarias, que permiten alquileres que no superan los 200 euro y ocupar así muchos pisos vacíos que existen en nuestra ciudad.