Para Urdangarin los gastos de la Infanta fueron "ridículos"

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, empiezan su nueva vida en Suiza

En el escrito que remitió al juez instructor el pasado mes de diciembre, Urdangarin niega que su esposa cometiese ningún delito fiscal. 

El Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, defiende que su mujer, la Infanta Cristina, no cometió delito fiscal alguno al frente de la sociedad Aizoon, de la que ambos son copropietarios al 50 por ciento, y alega a su vez que las cantidades que utilizó su esposa de la Visa de esta mercantil, cuyos ingresos en su mayoría procedían de las arcas públicas y de asesorías presuntamente irregulares, "han sido absolutamente ridículas".

 

En el escrito que Urdangarin presentó el pasado mes de diciembre ante el juez instructor del caso Nóos para oponerse a la imputación de su mujer, que finalmente el magistrado acordó este miércoles, su abogado alega, en base a cinco informes de la Agencia Tributaria (AEAT), que no se puede atribuir a la hija del Rey don Juan Carlos ni a Aizoon elementos tributarios que rebasen los 120.000 euros anuales, cantidad a partir de la cual el Código Penal contempla la comisión de un delito contra Hacienda.

 

A través de su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press después de que este martes fuese notificado a las partes, la defensa del Duque, pese a apostillar que no le corresponde "el cometido de defender la plena y total inocencia" de la Infanta, y "por ende la ausencia de indicio alguno" de delito, asevera que los informes de la AEAT en cuanto a que la Infanta no defraudó al fisco "son elocuentes, concluyentes y taxativos".

Noticias relacionadas