Paco León: "No quiero quitarme la nariz de payaso, lo principal es la interpretación"

Paco Léon

Paco León lleva a las pantallas 'Carmina y amén', la secuela de su primera aventura como director ('Carmina o revienta') en la que su madre y su hermana vuelven a estar a sus órdenes y con la que espera conseguir un gran éxito.

Pese al nuevo estreno detrás de la cámara, León tiene claro que la interpretación es su principal lugar en el mundo del cine.

"No quiero quitarme la nariz de payaso, lo principal es la interpretación", ha dicho el actor durante la presentación en Madrid de este filme en rueda de prensa. Según asegura, no quiere tener una gran responsabilidad con una carrera como director, porque su "motor" es "investigar y disfrutar", más que "cumplir unas expectativas". "Creo que si me gusta a mi le gustará a la gente", ha afirmado.

'CARMINA Y AMÉN' VUELVE A REUNIR A LA FAMILIA

'Carmina y amén' narra cómo Carmina, tras la súbita muerte de su marido, convence a su hija de no dar parte de la defunción hasta pasados dos días y así poder cobrar una paga extra que él tenía pendiente.

El principal miedo al que se enfrentó Paco León en esta secuela fue, tal y como ha dicho, que Carmina se hubiera "resabiado", o que hubiera perdido "la espontaneidad o la naturalidad". Sin embargo, cree que lejos de perder esa frescura, su madre la ha mantenido y además ha aprendido a "controlar el funcionamiento del rodaje".

"Hemos puesto al personaje en varias situaciones y le hemos llevado a través de varios géneros, como la intriga, el melodrama o la acción, y lo ha hecho maravillosamente. Ha sido uno de los grandes ingredientes para homogeneizar la película. Hablaba con la misma naturalidad a un muerto que a un pájaro o a un actor", señala acerca de su madre.

León vuelve a colocar a su madre en el centro de las miradas con esta película y, según cuenta, vuelve a ser protagonista de la familia, como lo era cuando María y Paco eran pequeños: "Mi madre es famosa desde antes. En Sevilla, en los círculos cotidianos, yo he sido siempre el mayor de la Carmina y mi hermana era la chica. Ahora vuelve a ser lo mismo, lo que era en el origen", ha explicado.

CARMINA BARRIOS: "TODO EL QUE TIENE UN PROBLEMA ME LO CUENTA"

Ella no parece sentirse muy cómoda y ha decidido delegar la mayor parte del trabajo promocional en sus dos vástagos. Excepto esta rueda de prensa, a la que ha acudido y en la que ha demostrado su desparpajo y el gancho de una personalidad que traspasa la pantalla. "Todo el que tiene un problema me lo cuenta, viene a casa y se toma un café. Sigo así", bromea.

El largometraje posee más guión y ficción, pero eso no ha supuesto ningún problema para la matriarca del clan, quien afirma seguir siendo "la misma" y tener la misma capacidad tanto si hay que aprender unas líneas como si hay que aportar materia propia.

Arropada por sus hijos en esta rueda de prensa, un evento que, según confiesa, le gusta muy poco, Carmina Barrios no tiene ningún problema en cuanto tiene ocasión en alabar la labor de sus hijos. En concreto, subraya que "Paco es artista desde que nació".

"Nació de pie, es verdad. Es buena persona, muy profesional en todo, lo que se propone lo hace. Lo mismo le sienta la nariz de payaso que ser el director de lo más. Olé por los cojones que tiene. No solo es tenerlo entre las piernas, es demostrarlo", se sincera la madre de Paco León.

MARÍA LEÓN: "LA NIÑATA YA HA CRECIDO, ES MADRE Y MÁS RESPONSABLE"

Su hermana, María León, también ha experimentado un pequeño cambio de 'Carmina o revienta' a 'Carmina y amén': "La niñata ya ha crecido, es madre y es una persona un poco más responsable", explica.

Paco León ha puesto en marcha una iniciativa en la que invita a ver su nueva película, 'Carmina y amén', en más de un centenar de cines este martes, la víspera de su estreno, sin coste alguno para los espectadores y hasta completar el aforo de las salas.

"Esperamos que funcione esta iniciativa de premiere masiva e invitar a todo el público. Confiamos tanto en la película que pensamos que hablarán bien y será un boca a boca masivo. Estamos contentos e ilusionados", ha dicho Paco León.

Para el director de 'Carmina y amén', a pesar de que la película se desarrolla en un bloque de edificios de Sevilla, con un "microcosmos" detrás de cada puerta, cree que existe un cariz universal en estas historias. Al fin y al cabo, cuenta, el tema es "la muerte y la familia" que, junto con el amor y la pareja, son unos de los grandes temas de la historia.

Sobre el referente de "Ocho apellidos vascos", que siete semanas después de su estreno sigue número uno de recaudación y batiendo récords sin parar, León no cree que el fenómeno vaya a perjudicarle sino todo lo contrario. "Lo que está sucediendo con 'Ocho apellidos vascos' arroja una luz sobre el oscuro panorama de la exhibición en España. Es la esperanza blanca y abre la puerta a que el público se reconcilie con el cine español y con la comedia. Yo con un par de apellidos vascos me conformo", indica.

Con "Carmina y amén", Paco León da por concluida la saga dedicada a su madre, aunque no necesariamente su faceta de director. "Igual que en la primera decía que no tenía pensado seguir dirigiendo, ahora sí, lo que pasa es que no sé cuándo ni qué. La saga se ha terminado aquí. Igual me meto en otras cosas, pero tendría que haber un tema que me gustara y tener tiempo, porque tengo claro que no pienso dejar la nariz de payaso".