PACMA denuncia al Ayuntamiento de Villares de la Reina por destrozar 80 nidos y matar a 400 golondrinas

Imagen de ASPAP de los nidos de golondrinas en Villares de la Reina

Aseguran que operarios municipales destruyeron el pasado lunes con una pala mecánica los nidos que llevaban veinte años asentados.

El Partido Animalista ha denunciado esta mañana al Ayuntamiento de Villares de la Reina (Salamanca) por la destrucción de decenas de nidos de golondrinas, con la consecuente muerte de más de 400 ejemplares.

 

Vecinos del municipio alertaron el pasado lunes de la presencia de una pala mecánica, que de manera indiscriminada comenzó a destruir más de 80 nidos de golondrinas, una especie protegida.

 

En cada nido había aproximadamente cuatro o cinco polluelos, por lo que la cantidad de aves masacradas asciende a casi 400. Las pocas golondrinas que luchaban por salvar su vida murieron asfixiadas en sacos de basura.

 

La organización Salamantina Protectora de Animales y Plantas (ASPAP) ha sido testigo de lo sucedido, tras ser alertados por los vecinos. La Guardia Civil emitió un informe en el que aseguraba que los hechos habían sido puestos en conocimiento de asociaciones ecologistas.

 

La golondrina común, hirundo rústica, es una especie protegida. La ley 24/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad y el RD 139/2011 de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas le otorgan la calificación de especie vulnerable y sanciona como infracciones graves la destrucción y muerte de esta especie, así como la destrucción de su hábitat, en particular del lugar de reproducción, invernada, reposo, campeo o alimentación. Estas infracciones están castigadas con multas de 5.001 a 200.000 euros.

 

"Ellas, especies protegidas, que nos libran de insectos, tan valiosas en la cadena trófica de la vida, ahora han sido masacradas. Su trabajo y sus hijos han sido destruidos y, sin embargo, no se rinden. Han vuelto a empezar a construir otra vez los nidos. Es admirable”, declara un miembro de la ASPAP.

 

La golondrina

 

Las aves españolas invernan en el golfo de Guinea. Abandonan las zonas de cría desde julio hasta principios de septiembre. El periodo de cría es variable: en el sur se inicia en marzo y en el norte en mayo; la cría finaliza en julio y agosto.

 

La golondrina nidifica en construcciones campestres y también urbanas, como establos o porches. Pueden llegar a vivir al menos 15 años y se alimentan en todo tipo de medios. Entre las principales causas de su desaparición se encuentra la eliminación deliberada de nidos, con la excusa de que ensucian y la dificultad para nidificar en nuevas construcciones rurales.

 

Es fiel al lugar de cría. El nido, construido en unos 10 días, consiste en una copa abierta de bolas de barro, adherida a una pared y bajo cubierta. Éstos son reparados y reutilizados durante varios años.

Noticias relacionadas