Pacientes denuncian la utilización de suero caducado en el Virgen de la Vega

Se le administró a un paciente el pasado 22 de enero. Este ejemplo se suma a las 'soluciones' de urgencia que muchos usuarios de la Sanidad Pública han expuesto en los últimos meses.

El Complejo Hospitalario de Salamnca sigue en el punto de mira de ciudadanos y políticos por los recortes que viene sufriendo durante los últimos años y que han supuesto una merma en la calidad del servicio que presta.

 

suero caducado hospitalUna de las últimas denuncias privadas que se han producido ha sido la de varios pacientes que han señalado escandalizados cómo se ha administrado suero caducado. Uno de los casos a los que ha accedido este diario explicaba cómo sucedían estos hechos el pasado 22 de enero en el hospital Virgen de la Vega.

 

Una vez que los familiares del enfermo se dieron cuenta de que el suero estaba caducado y lo comunicaron a una enfermera, se les pidió perdón y se cambió el recipiente con la solución caducada por otro 'nuevo'.

 

Ésta no es el único caso de 'soluciones de urgencia' ante los recortes, ya que en las redes sociales se han mostrado fotografías de guantes utilizados como tapón de sonda o sábanas con logos 'tachados' a rotulador de otros hospitales.

 

Desde el PSOE de Salamanca se ha lamentado en estos días que la Junta “se haya cebado con Salamanca en los recortes de Sanidad” y el propio Cabero ha dicho que para su partido político es una “prioridad absoluta” cambiar la situación. Con este mismo fin, ha deseado que Salamanca alcance “un gran pacto ciudadano” para defender “la calidad asistencial, docente e investigadora” del hospital.

 

Fernando Pablos, por su parte, ha expuesto que la reducción de personal en el Hospital de Salamanca supone 91 profesionales menos de los que 19 son médicos especialistas pero, tal como explicó, éste es el saldo neto, porque son 14 servicios los que se pierden y un total de 34 especialistas, dado que la Junta tiene previsto eliminar 6 pediatras (mientras la lista de espera en los últimos dos años ha aumentado un 120 % y ha pasado de 84 a 180), quiere eliminar 5 ginecólogos (cuando la lista de espera casi se ha duplicado en 2 años pasando de 276 a 501 mujeres) y quiere eliminar 3 médicos del Servicio de Otorrinolaringología (con una lista de espera que se ha más que triplicado en este periodo al pasar de 231 a 730 personas).