Pablos: “No se puede perjudicar a un desempleado en función del municipio en el que esté empadronado”

Representantes del Partido Socialista, frente a la Sede Territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca. Foto: T.G.

El Partido Socialista ha solicitado a la Junta de Castilla y León una alternativa para los ayuntamientos que se han quedado fuera del Plan Especial de Empleo

El secretario general y procurador en Cortes del PSOE de Salamanca, Fernando Pablos, el portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, Isidro Plaza, la vicesecretaria de Coordinación Institucional en la Dirección Provincial, Carmen García, diputados provinciales, alcaldes y concejales socialistas han presentado en la Junta de Castilla y León un iniciativa sobre el Plan Especial de Empleo recientemente aprobado en la comunidad.

 

El Partido Socialista ha solicitado, a través de un escrito dirigido al consejero de Economía y Empleo de la Junta, Tomás Villanueva, que se dote de “una línea de subvenciones u otro Plan de Empleo que tenga como destinatarios a los ayuntamientos que se han quedado fuera del Plan y que cuenten con desempleados en el municipio”.

 

Fernando Pablos entiende que los 134 municipios de Salamanca a los que no afecta el Plan de Empleo han sido “perjudicados”, y considera el Plan “insuficiente”, al no entender que se pueda dejar fuera del mismo a un desempleado “en función del municipio en el que esté empadronado”. Las ayudas del Plan Especial de Empleo se reparten en función del número de habitantes y la tasa de paro de los municipios, y en Salamanca afecta, aproximadamente, a dos tercios de los pueblos.

 

Así, el PSOE ha propuesto la creación de un plan de empleo complementario para los municipios que se han quedado fuera, que supondría la contratación de al menos una persona de cada uno acceda a un puesto de trabajo durante cinco o seis meses, cobrando como poco el salario mínimo interprofesional. Además, las subvenciones podrían invertirse en actividades de formación para los parados.

 

Por otra parte, el secretario general del Partido Socialista ha afirmado que Salamanca se encuentra en “un momento trascendental para el futuro de los municipios y de la provincia”, haciendo referencia a la iniciativa de la Junta de Castilla y León sobre la ordenación del territorio y a la intención del gobierno de España de modificar la administración local. “Son un claro atentado contra la autonomía municipal”, ha advertido Pablos, “y son el punto de partida para que provincias como Salamanca vean como parte de su historia se destroza, porque perder municipios es perder riqueza”, ha añadido.

 

Fernando Pablos ha advertido que el PSOE se opondrá a estas iniciativas al considerar que “perjudican a los municipios y a sus habitantes”, y porque “la única manera de ahorrar en un pueblo es empeorar los servicios que se prestan”. “Es mentira que los ayuntamientos sean los culpables del déficit”, ha indicado el procurador salmantino, “lo que hay en los pueblos son personas que se dejan la piel día a día para que los municipios pervivan”.

 

Pablos también ha anunciado la reunión que se celebrará en marzo en Salamanca para tratar este asunto y ha mandado un mensaje a todos los alcaldes de la provincia, “sean del partido que sean”, a los que anima a dejar a un lado las siglas de sus partidos políticos y a mirar por el bien de los ciudadanos y por el futuro de sus pueblos si estas leyes se aprobaran en un futuro.