Pablos está "dispuesto a escuchar" y a que los militantes se sientan "útiles" pero dice 'no' a cambios hasta 2016

Fernando Pablos ejerciendo su derecho al voto en la sede del PSOE (Foto: Chema Díez)

El secretario provincial del PSOE se define como "el de todos los militantes", y recuerda que la lista para el último congreso fue respaldada por la mayoría de la militancia, pero asegura que a nivel provincial "no hay que tocar nada" hasta 2016.

El secretario provincial del PSOE en Salamanca, Fernando Pablos, descarta que el proceso iniciado con la elección de Pedro Sánchez para la ejecutiva nacional vaya a arrastrar a los cargos provinciales, al menos, no hasta 2016, que es la fecha en la que vence su mandato. Así se ha expresado tras el histórico fin de semana para el PSOE en el que ha elegido por votación directa un nuevo líder.

 

Para Pablos, esta elección constituye "un proceso ejemplar" con el que los socialistas "han dado un impulso democrático que los demás partidos seguirán" y que les confirma como la opción de izquierdas. El dirigente provincial se ha mostrado también "satisfecho por los socialistas salmantinos ante el futuro que se nos avecina" en el que está convencido de que volverán a ser una opción para gobernar.

 

 

NUEVAS CORRIENTES Y SECRETARIO PROVINCIAL SALMANTINO

 

Sobre la irrupción de nuevas corrientes, como Izquierda Socialista, Pablos asegura que "el secretario provincial lo es de todos los militantes" de Salamanca y que su papel es trasladar todas las posiciones e ideas. "Estamos dispuestos a escuchar a la gente del partido y a que se sientan útiles", afirma. No obstante, considera que el partido en la provincia "ha salido fortalecido" del congreso y que cuenta con aval suficiente "por el hecho de que la lista que presentamos fue respaldada por el 99% de los militantes" tras haberla consensuado con todas las sensibilidades.

 

Entre las fortalezas que apunta, la elección directa del secretario, un método "que ahora ya es estatutario" y que recuerda es "desde el sábado pasado, la fórmula para elegir en Castilla y León".  Sin embargo, la nueva fórmula todavía tardará en aplicarse en Salamanca porque la actual ejecutiva cuenta con respaldo, según el secretario provincial. Pablos recuerda que todavía no es momento de hacer cambios a nivel provincial aunque muchos apuntan al deseo de Pedro Sánchez de cambiar todas las ejecutivas. "A nivel provincial no hay que tocar nada y solo en tres comunidades autónomas va a celebrarse congreso", ha apuntado Pablos para insistir en que no habrá congreso provincial hasta 2016, que es cuando toca.

 

En todo caso, Pablos defiende que una provincial "donde se elige a la dirección con el 98% de los votoso no parece que vaya desencaminada" con respecto a los nuevos tiempos instaurados en el PSOE. 

 

Menos claro está el futuro en Castilla y León, una de las comunidades que tendrá que renovar dirección tras los hechos del pasado mayo, cuando una parte de la ejecutiva forzó la dimisión de Villarrubia, un enfrentamiento que según Pablos "tenemos que superar". "Estos enfrentamientos directos no han sido positivos porque nos hemos dedicado a los problemas internos y no a los de los ciudadanos, que son muchos en Castilla y León", asegura Pablos, que insiste en que "las cuestiones internas son absolutamente intrascendentes".