Pablos: "Aquí hay un hecho indecente, se ha despedido a cinco trabajadores para contratar a cinco amigos"

El secretario provincial del PSOE, Fernando Pablos. Foto: Alba Villar

Pablos, que cree que Javier Iglesias solo demuestra "resentimiento", asegura que "el PP no me va a callar nunca". Recuerda que el archivo del caso es provisional y que el hecho central de la causa, el despido de trabajadores para meter a otros recomendados por el diputado, sigue ahí.

LA LISTA DE ORTIZ EXISTE

 

El auto judicial en el que se archiva el proceso reconoce, no obstante, la existencia de documentos escritos que recogen una lista de personas a las que había que contratar para la feria agropecuaria, listado que llevaba la firma del entonces diputado de Ferias, Jesús María Ortiz. Esta lista es la que el diputado remite al gerente de IFESA con los nombres de las cinco personas que, según denuncia el PSOE, tienen vínculos con el PP. En el auto se cita su existencia y la declaración del entonces gerente asegurando que entendió que ese listado era una orden para contratar, aunque la defensa mantiene que era solo una sugerencia.

El secretario general del PSOE en Salamanca, Fernando Pablos, ha manifestado a TRIBUNA su voluntad de seguir adelante con la denuncia de situaciones como las que están en el origen de la querella contra el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias. Aunque el presidente del PP provincial haya anunciado el archivo de la causa, Pablos insiste en que esta sobreseída temporalmente a falta de más indicios, pero que no se niegan algunos de los hechos. El fundamental, el despido de unos trabajadores para contratar a otros.

 

"A mí el PP no me va a callar nunca", ha comentado en primer lugar a este diario en relación con las duras palabras que le ha dirigido Iglesias y la petición por parte el PP salmantino de su dimisión. "Aquí hay un hecho que es indecente que es que se ha despedido a cinco trabajadores para contratar a cinco amigos", ha recalcado Pablos. El auto no niega en ningún momento que las cinco contrataciones sospechosas se hayan producido, pero no entra a valorar la filiación de los nuevos trabajadores que se incorporaron tras sugerirlo el diputado de Ferias. Por este motivo, Pablos indica que hay unas responsabilidades políticas al margen de las que se determinen en los juzgados.

 

En cuanto a las declaraciones de Iglesias, que le acusa de "mala fe" y "pocos escrúpulos" por haber llevado este tema a los juzgados, Pablos asegura "que lo único que demuestra es resentimiento porque a mí el PP me amenazó con dos querellas", por la denuncia que hizo de la ilegal y abusiva subida del IBI en 2008 (que fue revertida por los juzgados) y por la denuncia de que una recalificación del PGOU en 2006 beneficiaba a Fernández Mañueco; Pablos recuerda que el PP le llevó a sendos actos de conciliación, en los que el dirigente socialista se ratificó en todo lo dicho, y que no supo más de las denuncias.

 

En este sentido, el secretario provincial del PSOE asegura que "los socialistas no amenazamos con querellas, vamos al juzgado cuando hay indicios de delito y respetamos lo que decida". Por este motivo, rechaza la intención del PP de que dimita por haber denunciado unos hechos.

 

 

SOBRESEÍDA TEMPORALMENTE

 

Pablos apunta que, aunque Javier Iglesias haya hablado de archivo de la causa, realmente el juez dispone el sobreseimiento temporal y archivo, una figura habitual, pero que deja abierta una futura reapertura del proceso. Se hace al no apreciar indicios de los delitos concretos que se imputan, aunque en su día se admitió a trámite precisamente por darse validez a estos indicios. Pablos recuerda que se puede volver a abrir si si aparecieran nuevos indicios relevantes que la pudieran desbloquear. Un juez suele actuar así cuando no esté suficientemente justificado que se haya perpetrado el delito o porque existe, pero no es posible saber quién es el responsable.

Noticias relacionadas