Pablo Yáñez, el rey de las pantallas... y del Monopoly

Pablo Yáñez, durante una intervención en el Congreso.

El diputado de Ciudadanos se ha paseado por todos los platós de los programas de debate. Y ha hecho en redes sociales 'autobombo' de su primera intervención en el Congreso. Su protagonismo mediático ha sorprendido a propios y extraños.

Pablo Yáñez pasa por ser, además de uno de los diputados 'nuevos', uno de los más jóvenes en una formación, Ciudadanos, que se estrenaba en el hemiciclo. Quizás por eso ha logrado hacerse un sitio en el plantel de parlamentarios 'naranjas' comisionados para pasearse todos los platós de las televisiones. Y lo ha hecho a conciencia. Yáñez ha cultivado durante estas semanas un perfil mediático muy acentuado que no se corresponde en intensidad con el trabajo parlamentario desarrollado, mucho menor, y que le ha hecho más habitual de platós nacionales que de la provincia de Salamanca.

 

Desde que tomó posesión, el día 7 de enero, y tras unas primeras semanas de toma de contacto, no ha dejado de aparecer en los principales programas de debate de las grandes cadenas. Ha estado en El Debate de TVE, en La Sexta Noche, en Las Mañanas de Cuatro, ha repetido en alguno de ellos y, además, se ha colado también allá donde ha podido; de hecho, ha estado también en el programa EnJake de la ETB, la televisión autonómica vasca e incluso en un programa de Radio Internacional. Ha quedado claro que su papel en el grupo parlamentario de Ciudadanos tiene que ver con los medios.

 

 

 

 

 

En contraste, su presencia en Salamanca ha sido mucho menor. El diputado comprometió la celebración de algún 'café ciudadano' para mantener el contacto con las bases por aquello de rebajar las críticas por su imposición como candidato 'paracaidista' de Valladolid en la lista salmantina; sin embargo, sus visitas han sido más frecuentes a Burgos, donde ha tenido varios de estos 'cafés' con los afiliados y algún acto (todos convenientemente publicitados en redes sociales), que a Salamanca.

 

Su presencia en la provincia por la que ha salido elegido se ha limitado a tres o cuatro convocatorias de prensa en las que se ha limitado a hacer de altavoz de la situación política nacional en 'canutazos' para los medios; y a una visita a un centro de inserción en la que estuvo acompañado por el grupo municipal y miembros de la ejecutiva local. También ha estado en algunas de las ejecutivas locales que, después de un año en blanco, se han celebrado para dar cuentas a los afiliados.

 

Por no hablar de sus iniciativas e intervenciones en el Congreso, donde al margen de dos preguntas sobre los ataques de lobo en Castilla y León y la celebración del Octavo Centenario de la Usal, se ha dedicado a cuestiones alejadas de Salamanca como el espectáculo con billetes del Monopoly para 'atizarle' a Podemos. Luchas que poco tienen que ver con el cambio, la regeneración o la representación de Salamanca.