Pablo Yáñez, de profesión... sus tertulias

Pablo Yáñez, 'anunciado' en las redes como tertuliano en un programa de televisión.

El efímero diputado de Ciudados por Salamanca se vuelca en su faceta de tertuliano y se dedica a tareas de comunicación para su partido, a la espera de ser 'repescado' haciendo valer su protagonismo mediático.

Las elecciones del pasado 26 de junio supusieron para Pablo Yáñez el final de su corta aventura como diputado de Ciudadanos por Salamanca. Los nuevos comicios dejaron a su partido sin escaño por la provincia salmantina y a Yáñez sin acta de diputado después de sólo cinco meses de ejercicio. Sin embargo, y a pesar de que prometió volver a su actividad profesional en su polémica empresa de consultoría de comunicación, la realidad es que se ha volcado en otra de sus facetas, la de tertuliano político.

 

Durante la corta legislatura y la campaña del 26J, Yáñez ya visitó más los platós de las principales tertulias televisivas que los actos en Salamanca, o con los militantes salmantinos, a los que él y su partido hurtaron las explicaciones durante un año. Y es que con la llegada de Ciudadanos al Congreso al equipo de Albert Rivera le pareció que el joven vallisoletano podía ayudar en temas de comunicación. Por eso, se paseó por todos los programas de tertulia política, desde 'El Debate de TVE', a 'La Sexta Noche', pasando por 'Las Mañanas de Cuatro', el programa 'EnJake' de la ETB, la televisión autonómica vasca e incluso en un programa de Radio Internacional. 

 

Ahora, de nuevo, vuelve a ser un asiduo de los programas de debate político y este verano ha sido habitual verlo en Cuatro y La Sexta y escucharlo en la SER, así que no hay duda que el partido naranja le ha confiado la transmisión de sus mensajes en plena negociación con el PP para permitir a Rajoy formar gobierno.

 

Además de televisión, Yáñez ha repetido también en otra de sus especialidades, las redes sociales. Además de darse 'bombo' en los perfiles de Ciudadanos, lo hace en los propios. Y en esta materia está colaborando con el partido de cara a las autonómicas de Galicia.

 

Todo, mientras llega la ocasión de ser 'repescado' para la infantería parlamentaria de Ciudadanos en el Congreso. Sin acta de diputado, sí puede hacer valer su protagonismo mediático aspirar a alguno de los numerosísimos puestos de asistentes que, por libre designación, disponen todos los partidos para formar su ejército de asesores y trabajadores en la cámara baja.