Pablo Yáñez: 53 días sin ir al Congreso pero... cobrando

Pablo Yáñez no ha rechazado la indemnización por no trabajar

El diputado de Ciudadanos por Salamanca es uno de los que ha optado por cobrar sin ejercer ningún tipo de función tras la disolución de Las Cortes. ¿Será porque teme perder su puesto en la Cámara Baja tras el 26J?

53 días de sueldo por no hacer absolutamente nada. Así, a simple vista, no está nada mal, ¿no? Ésa es la llamada 'indemnización de transición' que cobrarán los diputados que no hayan renunciado a ella de una manera expresa. Y, según los datos publicados en el portal de transparencia de la Cámara Baja, solo 26 diputados han dicho que no, mientras que 203 cobrarán cómo si hubiesen trabajado.

 

Entre estos 'elegidos' se encuentra el diputado de Ciudadanos por Salamanca, Pablo Yáñez, quien ha optado por cobrar dinero público sin acudir a ejercer su labor durante 53 días que son los que Las Cortes estarán sin funciones. No es ilegal, ni mucho menos, pero quizá a los ciudadanos no les parezca la actitud ideal.

 

A Pablo Yáñez hay que sumarle otros dos diputados por Salamanca. O lo que es lo mismo, la popular María Jesús Moro y el socialista David Serrada, ya que el caso de Bermúdez de Castro es diferente.

 

Por ello, el caso de Bermúdez de Castro es 'especial', ya que no aparece en la lista de diputados que no ha renunciado porque sigue cobrando como vocal de la Diputación Permanente, único órgano que sigue 'activo'.

 

Por su parte, ni María Jesús Moro (PP), ni David Serrada (PSOE) ni Pablo Yáñez (Ciudadanos) han renunciado a la parte correspondiente de su indemnización por no ejercer sus funciones.

 

De este modo, Tras la disolución del Congreso sólo continúan siendo diputados y cobrando como tales los 121 miembros titulares y suplentes de la Diputación Permanente, el único órgano que sigue activo en los periodos entre legislaturas.

 

El resto, vaya o no en las listas de los próximos comicios, puede pedir una indemnización que se corresponde con el sueldo que los diputados cesantes habrían percibido durante los 53 días que median entre la disolución del Congreso --que tuvo lugar el 3 de mayo-- y la jornada de reflexión de las elecciones del 26 de junio.

 

Para calcular la cuantía se toma como referencia el sueldo base de los diputados --los 2.813,87 euros de asignación constitucional-- más los complementos que recibían en función de sus responsabilidades en el Congreso.

 

LISTA DE DIPUTADOS QUE NO HA RECHAZADO LA INDEMNIZACIÓN.