Pablo Laso, de ser cuestionado a cerrar un círculo perfecto

La victoria del Real Madrid en la final ante Olympiacos (78-59), tras caer en la final de la Euroliga en 2012 (Olympiacos) y 2013 (Maccabi), constituye la guinda de la 'era Laso' en el banquillo del conjunto blanco.

La consecución de la 'Novena' Euroliga en la historia del Real Madrid se convierte en el último título que le faltaba a Pablo Laso en su periplo por el banquillo del conjunto blanco, en cuatro temporadas en las que, a falta de los 'play-offs' de la Liga Endesa, ha clasificado al conjunto blanco para 12 de las 15 finales posibles, ganando 8 de ellas.

  

La victoria del Real Madrid en la final ante Olympiacos (78-59), tras caer en la final de la Euroliga en 2012 (Olympiacos) y 2013 (Maccabi), constituye la guinda de la 'era Laso' en el banquillo del conjunto blanco, consiguiendo que, a base de títulos y buen baloncesto, se recupere la pasión de la grada por esta sección, que no reinaba en Europa desde hace 20 años.

  

El técnico vitoriano, que militó como jugador en el Real Madrid durante tres temporadas y el principio de una cuarta, recoge el testigo de Obradovic en 1995 tras aterrizar en el banquillo de Chamartín con solo cuatro años de experiencia en ACB (Valencia y Lagun Aro GBC) y recibiendo una difícil herencia dejada por Ettore Messina en una 'Casa Blanca' repleta de dudas.

  

La etapa del italiano en el banquillo, después de llegar con la vitola de mejor técnico del continente, tuvo como mayor rédito la Final Four de Barcelona 2011, en la que Lele Molín, su segundo entrenador, fue el que se hizo cargo del equipo tras su espantada en marzo de aquel año, cayendo ante Maccabi y Montepaschi.

  

El primer año de Laso al frente del Real Madrid se saldó con una derrota honrosa en la Supercopa ante el Barcelona (74-70), que acostumbraba a humillar al conjunto blanco con Messina en el banquillo, y a los que por fin derrotaron a los azulgrana en el Sant Jordi, con la primera Copa del Rey en 19 años.

  

Un gran Erazem Lorbek y el triple de Marcelinho Huertas, que decidió el primer encuentro de la serie (3-2), separaron al conjunto blanco del título, que llegaría el año siguiente con ventaja de campo (3-2) y alcanzando el máximo nivel gracias a la suma de Rudy Fernández al equipo que rozó la gloria el año anterior.

  

El juego vertiginoso y vistoso del 'estilo Laso' ganaba títulos a pesar de la salida de jugadores importantes como Ante Tomic, que en el eterno rival les eliminó en cuartos de final de la Copa del Rey, y que fue aplastado en la Final Four, donde Spanoulis y Olympiacos les apartaron del título.

  

Con Nikola Mirotic como 'MVP de la Liga Endesa', la entrega de Felipe Reyes o Sergio Llull y la magia de Sergio Rodríguez, 'MVP de la Euroliga', el conjunto blanco comenzó la temporada pasada amenazando con batir todos los récords, y ganando Supercopa y Copa del Rey, con un tiro sobre la bocina de Llull.

  

Sin embargo, una nueva derrota en la final de la Euroliga, en la que fueron víctimas de un mal estado físico y un excelente Tyrese Rice, que hizo proclamarse campeón a Maccabi ante el favorito, hizo que los de Laso se desinflaran como un globo, cayendo también en Liga Endesa ante el Barcelona (1-3).

  

Con la intención de no repetir errores, y ante la salida de Mirotic, llegaron Andrés Nocioni (MVP de la Final), Gustavo Ayón, KC Rivers, Facundo Campazzo o Jonas Maciulis, que han otorgado carácter y más defensa al conjunto blanco, de nuevo campeón de Supercopa (99-78) y Copa del Rey (71-74), que busca seguir haciendo historia con una Liga Endesa que complete el pleno en esta temporada.

 

QUINTO TÉCNICO ESPAÑOL QUE REINA EN EUROPA

 

Con esta conquista, novena en la historia madridista, Laso une su nombre a los de Joaquín Hernández (1964), Pedro Ferrándiz (1965, 1967, 1968 y 1974), Lolo Sainz (1978 y 1980) y Xavi Pascual (2010). Tan solo este último, técnico del FC Barcelona, abrochó la competición con un club distinto al Real Madrid.

  

En total, con este conseguido por Laso, se trata del noveno título logrado por entrenadores españoles, a solo dos del segundo puesto de Italia en este listado, que lidera Serbia gracias a las ocho de Zeljko Obradovic, actual preparador del Fenerbahçe.

 

PALMARÉS DE ENTRENADORES

  

Zeljko Obradovic (8): 1991-92, 1993-94, 1994-95, 1999-00, 2001-02, 2006-07, 2008-09 y 2010-11.

  

Alexander Gomelsky (4): 1957-58, 1958-59, 1959-60 y 1970-71.

  

Pedro Ferrándiz (4): 1964-65, 1966-67, 1967-68 y 1973-74.

  

Bozidar Maljkovic (4): 1988-89, 1989-90, 1992-93 y 1995-96.

  

Ettore Messina (4): 1997-98, 2000-01, 2005-06 y 2007-08.

  

Aleksandar Nikolic (3): 1969-70, 1971-72 y 1972-73.

  

Pini Gershon (3): 2000-01, 2003-04 y 2004-05.

  

Yevgeni Alekseyev (2): 1960-61 y 1962-63.

  

Sandro Gamba (2): 1974-75 y 1975-76.

  

Lolo Sainz (2): 1977-78 y 1979-80.

  

Valerio Bianchini (2): 1981-82 y 1983-84.

  

Zeljko Pavlicevic (2): 1985-86 y 1990-91.

  

Dusan Ivkovic (2): 1996-97 y 2011-12.

  

Otar Korkiya (1): 1961-62.

  

Joaquín Hernández (1): 1963-64.

  

Cesare Rubini (1): 1965-66.

  

Armenak Alachachian (1): 1968-69.

 

Ralph Klein (1): 1976-77.

  

Bogdan Tanjevic (1): 1978-79.

  

Rudy D'Amico (1): 1980-81.

  

Giancarlo Primo (1): 1982-83.

  

Mirko Novosel (1) 1984-85.

  

Dan Peterson (1): 1986-87.

  

Franco Casalini (1): 1987-88.

  

Jonas Kazlauskas (1): 1998-99.

  

Svetislav Pesic (1): 2002-03.

  

Xavi Pascual (1): 2009-10.

  

Georgios Bartzokas (1): 2012-13.

  

David Blatt (1): 2013-14.