Pablo Iglesias: “Democracia no es ser de Pepsi o Coca Cola”

Asegura que la formación ha nacido para hacer frente al bipartidismo y para luchar por la regeneración democrática.

El fundador de Podemos, Pablo Iglesias, no anda con medias tintas, asegura que el estilo de esta nueva formación política es “salir a ganar”. De ahí que el objetivo marcado sea obtener “buenos resultados” en las citas electorales que vayan surgiendo.


 
Para ello, tendrán que hacer frente a otras opciones como Izquierda Unida y UPYD pero también al bipartidismo de PP y PSOE, dos fuerzas políticas que han imperado en las últimas décadas como las dos opciones a gobernar. A él no le asusta el poder de socialistas y populares a lo largo de los últimos lustros, ya que  “democracia no es ser de Pepsi o Coca Cola”.


 
Iglesias, quien ha participado en un encuentro de presentación de Podemos en Salamanca, que ha tenido lugar en el edificio FES de la Universidad de Salamanca, ha expuesto que los primeros pasos de esta formación van “demasiado bien” y que ya cuentan con un número de apoyos que no tenían “ni en sus mejores previsiones”.


 
Durante su presencia en Salamanca, ha mostrado su satisfacción porque  Podemos ya suma 200 “círculos organizados”, que están “centrados” en las “primarias ciudadanas” y en hacer política, ya que, a su parecer, “si los ciudadanos no hacemos política, la hacen ellos, y cuando te hacen política otros, te roban los derechos, la democracia y, si pueden, hasta la cartera”.


 
Por otra parte y respecto a una de las noticias políticas del día, el fundador de Podemos ha manifestado que el apoyo ya anunciado por el ex secretario general de Alianza Popular, Jorge Verstringe, es “un honor” para la nueva formación política porque inició su andadura política en la derecha pero “cambió su manera de ver las cosas”.


 
Iglesias ha agradecido “mucho” a Verstringe que “cambiase para perder” en el ámbito económico, ya que “podía hacer acabado en un consejo de administración y estar forrado de pasta” pero, en lugar de seguir en esa línea, modificó su pensamiento político y le ha llevado a trabajar como profesor universitario.

 

Además, el fundador de Podemos ha insistido en que esta nueva agrupación no va a “pedir el carné” a ninguno de los que quieran apoyarles y que “no importa a quién hayan votado en el pasado”.