Otro susto para Adam Levine, que esta vez recibe un tartazo de un fanático

El gesto enfadado de Adam Levine tras sufrir el ataque de un anónimo vale más que mil palabras. 

El líder de Maroon 5 es la última estrella en ser víctima de la 'broma' de un individuo, que esperó al cantante a las puertas de los estudios de Jimmy Kimmel, para lanzarle una bomba de azúcar glass en toda la cara. El susodicho atacante, del que se desconoce la identidad y las motivaciones para hacer algo así, fue detenido por la policía bajo la acusación de agresión.

 

La desagradable situación que vivió el artista de 36 años se produjo cuando se acercó a sus seguidores para saludarles y firmarles autógrafos.

 

En ese momento, Adam recibió el impacto de un proyectil lleno de azúcar en su rostro, que, además de dejarle la cara blanca, manchó su estilismo, incluida la chaqueta y sus pantalones vaqueros.

 

Este triste incidente se produce pocas semanas después de la agresión que sufrió durante un concierto en California por una parte de una fan, que burló la seguridad para lanzarse sobre el escenario y correr hacia al artista por su espalda. "Es raro estar cantando y disfrutando del momento y lo siguiente que veas sea a alguien en tu p*** cara. Ha sido superterrorífico. Parecía que quería cortarme la oreja", admitió Levine tras la actuación.

 

Adam Levine