Otro año y medio de impagos que se suma a una deuda de 600.000 euros

Al dejarse pasar los plazos para la reclamación, la Diputación de Salamanca engrosa con año y medio de impagos un 'agujero' que ronda los 600.000 euros del que recuperará 80.000 como máximo.

La desastrosa gestión que el equipo de Gobierno de Javier Iglesias ha hecho del caso Vega Terrón va a sumar más ceros a la importante deuda que la empresa concesionaria del muelle fluvial deja en las arcas de la Diputación. En concreto, se suma casi año y medio más a una deuda que ya era generosa. Y de la que la Diputación reconoce que no va a poder recuperar más que una pequeña parte. Todo un 'fiasco' para el vicepresidente y responsable del área que tenía que haber vigilado esta cuestión, Carlos García Sierra.

 

Según las propias cuentas de Fomento, desveladas en su día por el diputado socialista Manuel Ambrosio Sánchez, ronda los 600.000 euros entre todos los conceptos. La empresa concesionaria, VegaTER, lleva sin abonar el canon de explotación y ocupación desde el primer día en que se hizo con la gestión del muelle, en 1997. En total, el impago está cuantificado en 375.822,11 euros desde el 25 de abril de 1997 al 31 de diciembre de 2014. De ellos sólo se podrán recuperar unos 81.000 euros correspondientes a los últimos cuatro años: los anteriores están prescritos.

 

A ello hay que sumar la cantidad correspondiente a todo 2015 y el primer trimestre de 2016 en los que la empresa tampoco ha satisfecho canon alguno, según confirman las fuentes consultadas. El canon trimestral ronda los 5.000 euros, así que hay que añadir otros 25.000 euros por aproximadamente un año y medio. Pero no acaba ahí la cuenta de la deuda.

 

 

SUMA Y SIGUE

 

Además, la empresa no ha abonado las garantías definitivas a las que obligaba el contrato, un total de 120.202,40 euros, que nunca ha presentado y que tenía que haber hecho de manera inmediata tras la adjudicación. Sí ingresó 18.000 euros de garantía provisional. La empresa tampoco tiene seguro a todo riesgo, obligatorio según el pliego de condiciones. Y ha faltado al pago de las cuotas de amortización por el uso de las instalaciones ya existentes desde el primer día de la firma del contrato, por valor de 164.135,77 euros. Además, también intentó que la Diputación subiera las tarifas que ella misma cobra por uso.

 

Además, no ha ejecutado buena parte de las obras comprometidas y a las que estaba obligada. Tenía que haber hecho un acceso independiente al puerto deportivo, valorado en 36.229 euros; nuevos tanques de combustible (9.57,25 euros); y ampliar el muelle deportivo (18.194,50 euros). En total, 63.400,77 euros en obras comprometidas y no ejecutadas. Además, tampoco ha llevado a cabo las obras complementarias de mejora que se le valoraron para adjudicar el contrato, como un minipolígono industrial y un centro lúdico en La Fregeneda y un acceso y playa fluvial al río Águeda. Este incumplimiento no está cuantificado en euros.

 

En total, 603.358,25 euros en incumplimientos que no se han ingresado, sin contar las obras complementarias de mejora (no cuantificadas) ni la garantía definitiva, ni las actividades de promoción a las que también se comprometió. Y todo ello, sin que el equipo de Gobierno tuviera conocimiento.