Otra paliza para seguir invicto

El Madrid volvió a ser un rodillo y apabulló al conjunto de Aíto García Reneses.

El Real Madrid ha vuelto a ser un rodillo para sumar su octava victoria en la Liga Endesa en otras tantas jornadas, esta vez ante el Cajasol (62-97), mientras que el Tuenti Móvil Estudiantes se impuso (104-103) al Bruixa d'Or --en un emocionante encuentro que necesitó de dos prórrogas-- para sumar la segunda victoria de la temporada, algo que también logró el Bilbao Basket (57-81) en Valladolid.

 

El conjunto de Pablo Laso parece ni siquiera acusar la exigencia del calendario. El jueves fulminaba en Alemania al Brose Baskets Bamberg y ni 48 horas después hacía lo propio ante los de Aíto García Reneses. Un parcial inicial de 4-24, con protagonismo de Llull desde la línea de tres y Mirotic, hacía presagiar otro paseo madridista.

 

Al final del primer cuarto y comienzo del segundo reaccionó el conjunto local, de la mano de Franch, Sastre y Porzingis, pero no hizo sino alentar a la máquina de Laso a esmerarse aún más. Antes del descanso, el Madrid volvió a desatarse (33-50) y en el tercer cuarto se lució con buenos minutos de Rudy Fernández y Llull (44-77).

 

La diferencia en el marcador era ya una losa para el Cajasol, que trató de maquillar el resultado sin éxito. Carroll también se apuntó a castigar el aro rival y el Madrid sumó una nueva víctima a su larga lista. El conjunto andaluz, que venía de cuatro victorias consecutivas en una gran reacción a su mal inicio de temporada, ve frenada su racha por el coco de la Liga.

 

Además, en el duelo más trepidante de este sábado, el Estudiantes sumó la segunda victoria de la temporada gracias a una canasta sobre la bocina de Jaime Fernández cuando el partido se encaminaba a su tercera prórroga. Después de las buenas sensaciones ante el Real Madrid el pasado domingo, los estudiantiles pudieron brindar una alegría al público del Palacio de los Deportes con una ajustada victoria sobre los manresanos, que encajan su cuarta derrota, la segunda consecutiva.

 

No fue el único final apretado ya que el Baloncesto Fuenlabrada se llevó la victoria (76-79) de su visita al FIATC Joventut liderado por Marcus Arnold (21 puntos) y Andy Panko (17 puntos). El conjunto madrileño logró la tercera victoria y comienza a dejar atrás la zona baja de la tabla gracias a una gran actuación con la que lograron forzar la prórroga en un gran último cuarto. Otro gran partido de Devoe no fue suficiente para los de Badalona, que se durmieron al final.

 

Además, el Bilbao Basket sumó una importante victoria (55-81) ante el CB Valladolid en un duelo entre necesitados en el Polideportivo Pisuerga. Fueron los 'hombres de negro' los que sumaron la segunda victoria de la temporada y quienes llevaron el peso del partido de la mano de un Raúl López (27 de valoración) en estado de gracia. El conjunto local mostró síntomas de reacción tras el descanso, pero ni la aportación del fichaje Drew Viney ni el buen partido de Haritopoulos y Johnson impidieron la derrota.