Otra foto de galería en otro día negro para la economía

 
Hace muy bien el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en apuntarse al éxito de los Goya y en no dejar pasar más que unas horas para recibir a los triunfadores del cine español, una industria que genera puestos de trabajo y también un buen puñado de votos. Hace muy bien en apoyar esta actividad cultural y económica y en salir risueño junto a los protagonistas del celuloide en compañía de su mujer, Sonsoles Espinosa –estos actos públicos parecen interesarle más que las cumbres internacionales–, si no fuera porque el país se ha levantado un día más con estadísticas económicas muy negativas que requieren menos fotos y más esfuerzo para alcanzar un pacto de Estado por el futuro de España. Según el Instituto de Estadística, durante 2009 la actividad emprendedora en el territorio nacional cayó un 25%, sumando así el tercer año de descensos en la creación de empresas. En Salamanca, sólo vieron la luz 430 sociedades, un 7,5% menos que el año anterior y con un 90% menos de capital invertido. De números y porcentajes también habló ayer el Ministerio de Trabajo para constatar que el 40% de los cuatros millones de parados tiene muy difícil encontrar un empleo, y el resto poco más o menos. Mañana, miércoles, habrá una comparecencia del presidente del Gobierno para detallar su política económica y sus medidas concretas contra la crisis. Los españoles esperan que no sea otra imagen de cara a la galería y sí un serio ejercicio de responsabilidad de quien gobierna.