Osman sufre una pequeña anemia y está "estable y tranquilo"

El padre salió de Afganistan por el pequeño y destaca que piensan en establecerse en España por la "increíble" atención recibida.

El pequeño Osman, el niño afgano de siete años con parálisis cerebral que ha permanecido atrapado en el campo de refugiados de Idomeni (Grecia), sufre una pequeña anemia, pero se encuentra "estable y tranquilo" ingresado en el Hospital La Fe de Valencia, donde permanecerá unos días hasta que se le terminen de practicar las pruebas diagnósticas.


Así, lo ha confirmado este miércoles la pediatra responsable de la Unida de Atención del Niño Internacional de La Fe, la doctora Gemma Ochando, en rueda de prensa acompañada por el padre del pequeño, Ata Mohammad Ahmad.

Ahmad ha relatado que fue precisamente Osman la razón por la que se decidieron a huir de la guerra de Handahar y que su vida en Idomeni comenzó cuando los médicos españoles se interesaron por ellos y les hicieron ver que hay personas "sin maldad en quien se puede confiar". Por ello, ha explicado que ahora su familia tiene dudas de si seguir su viaje hasta Londres donde tienen un familiar, como era su idea inicial, o establecerse en España por esta atención "increíble".

Asimismo, la madre de Osman, de 26 años, y sus dos hermanos de 8 y 9 años, también se les practicará a lo largo de la mañana en La Fe una revisión médica y las pruebas diagnósticas que necesiten antes de volver al Centro de Atención al Refugiado de Mislata, donde pasarán las primeras semanas para recibir atención psicosocial y escolarizar a los niños.