Organizaciones de Holanda y Francia visitaron Campanarios de Azaba

Representantes franceses visitando el centro de FNYH en Villarreal de San Carlos, ubicado en el Parque Nacional de Monfragüe

Los visitantes viajaron a la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, donde se explicaron los aspectos más técnicos, como el protocolo de gestión y normas de actuación para la alimentación de aves necrófagas en muladares.

La asociación holandesa “It Fryske Gea” realizó el martes pasado una visita guiada por la Reserva Biológica Campanarios de Azaba. El grupo francés “Conservatoire du littoral” conoció durante el fin de semana los muladares gestionados por FNYH en Cáceres y Salamanca.

 

Carlos Sánchez, Presidente de Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), mostró a los miembros de It Fryske Gea durante el pasado día 11 la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, ubicada en el término municipal de Espeja (Salamanca) y gestionada por FNYH.

 

A lo largo de la jornada, los visitantes holandeses pudieron comprobar de primera mano las diferentes acciones que se llevan en la Reserva, como la creación de cercones de conejo, el cerramiento de charcas para evitar la entrada de ganado o el muladar. Todas estas acciones forman parte del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico, del que FNYH es coordinadora principal.

 

La asociación de Países Bajos fue creada para la conservación de la naturaleza en la región de Frisia. Su objetivo es la protección y desarrollo de la naturaleza, el paisaje y el patrimonio cultural de esa zona. La asociación gestiona en la actualidad más de cincuenta reservas naturales con una superficie total de 20.000 hectáreas.

 

 

Por su parte, la visita del “Conservatoire du littoral” tuvo como objetivo conocer la red de muladares  implantada en España, especialmente los gestionados por FNYH en Cáceres y Salamanca. Esta asociación, dedicada a la conservación del litoral francés, gestiona además zonas de montaña con alto valor ecológico en el país vecino.

 

 

El 14 de octubre los representantes franceses visitaron el centro de FNYH en Villarreal de San Carlos, ubicado en el Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres). Allí se analizó la legislación autonómica y nacional relativa a los muladares, puntos de alimentación suplementaria para las aves necrófagas. Tras esta charla, se acudió a la finca La Parrilla para ver in situ las características constructivas y técnicas del muladar.

 

 

Posteriormente, viajaron a la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, donde se explicaron los aspectos más técnicos, como el protocolo de gestión y normas de actuación para la alimentación de aves necrófagas en muladares.

 

En la jornada del sábado, los miembros del “Conservatoire du littoral” conocieron con detalle el muladar de Campanarios de Azaba, estudiando las normas de seguridad y cómo ha de repartirse el alimento sobre el terreno. La visita finalizó con un paseo por la Reserva, con el que se pudieron observar el resto de las acciones del proyecto.

 

La instalación de estos puntos suplementarios también forma parte de las acciones llevadas a cabo por el proyecto Life “Club de Fincas por la conservación del Oeste Ibérico”. FNYH es coordinadora principal de este proyecto, junto a la Associaçao Transhumância e Naturaleza (ATN) y la Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados.

 

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: