Organización de la fiesta dice que cumplía todas normas de seguridad

Cartel del evento
El desencadenante fue el lanzamiento por parte de un asistente de una bengala en uno de los nueve vomitorios de acceso, no en la pista central
El desencadenante fue el lanzamiento por parte de un asistente de una bengala en uno de los nueve vomitorios de acceso, no en la pista central

MADRID, 01 (EUROPA PRESS)

La empresa organizadora de la fiesta Thriller Music Park, en la que este madrugada murieron tres chicas y resultaron heridas críticas otras dos, ha afirmado este mediodía que el evento cumplía todas las normativas del Protocolo de Seguridad exigidas por la Delegación de Gobierno.

"La propia Delegación de Gobierno y los técnicos de Madrid Espacios y Congresos, inspeccionaron el recinto antes de su apertura al público y dieron su visto bueno. Asimismo se coordinaron los dispositivos de seguridad con Policía Nacional y Municipal, y con la empresa de seguridad del recinto Seguriber", han señalado en un comunicado al que ha tenido acceso Europa Press.

Según han explicado, el Recinto Municipal reunía las infraestructuras y condiciones de seguridad exigidas para celebrar el evento. El aforo certificado por la empresa externa de control de acceso, estaba por debajo del aforo exigido para este evento.

Además, han insistido en que la dotación médica fue encargada a una empresa sanitaria especializa en eventos de gran concurrencia, "que aportó todos los medios y recursos exigidos por la normativa vigente". "A más de ello, se dotó de una UVI y de dos ambulancias", ha añadido.

Igualmente, la organización de Thriller Music Park han asegurado que todos los accesos al recinto Madrid Arena estuvieron controlados por personal de seguridad, "que permaneció en las puertas en todo momento".

"Gracias al completo dispositivo fue posible una respuesta inmediata a los acontecimientos. Después de los incidentes, y siguiendo instrucciones de la Policía Nacional, la organización inició la evacuación controlada del evento para su total desalojo", han relatado.

El desencadenante de los hechos fue, al parecer, el lanzamiento por parte de un asistente de una bengala en uno de los nueve vomitorios de acceso, no en la pista central. Esta actuación provocó el pánico de forma aislada en esta parte del recinto.

La organización de Thriller Music Park ha querido expresar su total repulsa a este tipo de actos vandálicos que han producido esta "terrible desgracia", se ha solidarizarse con las familias de las víctimas y ofrecido toda su colaboración para esclarecer los sucesos ocurridos.