Orenga: "No hay sentimiento de revancha por el triple de Teodosic"

El seleccionador español de baloncesto, Juan Antonio Orenga, ha asegurado que su equipo no tienen "sentimiento de revancha por el triple de Teodosic", en referencia al lanzamiento del serbio que eliminó a España del Mundial 2010 en cuartos, antes de otro duelo clave este miércoles que sus pupilos afrontan con "orgullo y hambre de éxito".

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)



"Estamos donde queremos, en cuartos de final ante un buen equipo como es Serbia, pero hubiera sido también difícil contra Lituania o contra Francia. Espero un partido complicado para nosotros, pero también para ellos. Pienso que a nadie le hace gracia jugar con España un partido de cuartos de final. Este partido es ganar, y acercarte al éxito, o perder, que es luchar del quinto al octavo, algo que es muy difícil en un campeonato como éste", avisó Orenga ante la prensa.

El seleccionador explicó que "el equipo está bien", pero al mismo tiempo "magullado y cabreado" tras la derrota ante Italia en un partido que parecía "controlado". "Tienes la tranquilidad de saber que el equipo tiene una capacidad altísima defensiva, y que tenemos los recursos ofensivos tanto en el interior como en el exterior. Luego, es trabajo mío ver los errores que he cometido en los últimos minutos", proclamó el seleccionador, al que no disgusta el duelo con Serbia.

"Es una estructura que nos va mejor a nosotros, con un jugador interior como nosotros y un cuatro abierto. Es un equipo fuerte, muy físico, que corre bien, y ese es uno de los puntos que tenemos que parar mañana. Pero igual que nosotros tenemos que estar pendientes de Krstic, ellos tienen que defender a Marc. En el duelo entre Krstic y Marc, tenemos que ver el resto de los dos equipos", analizó.

Respecto a los último precedentes entre ambos equipos, recordó la derrota en el Mundial 2010, vengada con un triunfo "fácil" en el Eurobasket del año siguiente. "No hay un sentimiento de revancha por el triple de Teodosic. Ahora mismo, la configuración del equipo serbio y la nuestra es totalmente distinta y no creo que ninguno de esos dos partidos tenga que ver con el de mañana", aclaró.

Consciente de que "todos quieren ganar al campeón", el seleccionador defendió que los serbios "también tienen mucho que perder", ya que "han llegado a cuartos con una derrota" y España lo ha hecho "con tres". "Este equipo tiene hambre de éxito. Estos jugadores tienen orgullo y quieren ganar siempre. Estamos preparados para jugar mañana porque queremos estar en semifinales", concluyó.