Orden de búsqueda y captura para un presunto estafador de ofertas de trabajo falsas a través de un ‘807’

Los hechos tuvieron lugar en enero del año 2012 por un falso puesto de trabajo en un hotel de Salamanca

El juzgado de Instrucción número 4 de Salamanca se ha hecho cargo de un caso de estafas por ofertas de trabajo falsas que ya fue denunciado por Íker González, salmantino, que había visto como su novia había sido engañada tras llamar a un ‘807’.

En su momento, el denunciante también ha grabado la conversación efectuada al número móvil que le pasa con una operadora que en ningún momento le dice el nombre de la empresa ni le ofrece más información que el número '807' que tiene un coste de entre 1,5 y 3 euros por cada minuto para el que efectúa la llamada.

"La persona con la que yo hablé nunca me dijo nada sobre la oferta de trabajo, solo se refería a que eran una empresa de publicidad sin más y que me remitían al '807' al que mi novia llamó con anterioridad y estuvo hablando con alguien durante 15 minutos mientras le hacían preguntas sin ninguna importancia para alargar la conversación", señala el denunciante.

Por ello, en la actualidad, y según señala Íker González, novio de la afectada, el presunto estafador, A. M. G. tiene una orden de búsqueda y captura porque su paradero es desconocido. Las diligencias del caso del procedimiento abreviado 348/2012 por delito/falta Estafa están siendo tratadas por el juzgado de Instrucción número 4 de Salamanca.

Los hechos denunciados tuvieron lugar en enero de 2012, cuando una desempleada con residencia en Salamanca contactó con un número de teléfono móvil vinculado a una oferta de trabajo, donde una telefonista indicaba únicamente a llamar al número ‘807517032’ para poder acceder a la información sobre la oferta de trabajo.

Tras llamar a este último número, se alarga la conversación con todo tipo de preguntas, sobre el currículum, vida laboral… con el fin de que el coste de la llamada fuera el máximo posible. Al final, después de 15 minutos al teléfono, la factura asciendea más de 20 euros.

Además, y según contó el propio afectado, en el último minuto, “la telefonista facilita el nombre de un conocido hotel de Salamanca que al parecer estafaría ofreciendo trabajo. Al ponernos en contacto con el responsable de este hotel y él asegurarnos que no había utilizado ninguna empresa vinculada con teléfonos de tarificación especial para publicitar la oferta de trabajo sino que lo había publicitado a través de portales gratuitos de internet o del antiguo INEM decidimos presentar una denuncia en la comisaría provincial de policía para denunciar los hechos”.

TRIBUNA también contactó en su momento con ese hotel, Vincci en Salamanca, que negó que hubiera cualquier tipo de oferta de trabajo vinculada a este teléfono por lo que se trataría de una estafa.