Once municipios de la provincia han necesitado ser abastecidos por camiones cisterna

Diez localidades recibieron ayuda por motivos de potabilidad y solo una, Garcirrey, como consecuencia de la sequĂ­a

Los efectos de la sequĂ­a se siguen dejando notar en la provincia de Salamanca y un total de once municipios se han visto perjudicados por este hecho ya que han tenido que ser abastecidos por camiones cisterna como consecuencia de la potabilidad (10) y por problemas de sequĂ­a (1).

Ante este hecho, el grupo socialista en Castilla y LeĂłn ha criticado la labor de la AdministraciĂłn regional y han lamentado que "Castilla y LeĂłn, aun perteneciendo al mundo desarrollado, tiene en torno a un centenar de localidades cuyos vecinos no disponen de agua potable en su red de abastecimiento, por contaminaciĂłn del agua o por escasez, por lo que tienen que ser abastecidos con camiones cisternas o con agua embotellada".

AsĂ­, seĂąalan que en la provincia de Salamanca los municipios que ya han necesitado ser abastecidos por camiones cisternas son Buenamadre, Cabezabellosa de la Calzada, Canillas de Abajo (Quejigal), Ciperez (Grandes), Espino de la Orbada, Castillejo MartĂ­n Viejo, La Orbada (Villanueva de los Pavones), Pajares de la Laguna, Pedrosillo de los Aires(Castillejo) y Villaverde de GuareĂąa.

La DiputaciĂłn reconoce el problema pero seĂąala que se trabaja en su resoluciĂłn

Por su parte, desde la DiputaciĂłn de Salamanca seĂąalan que es cierto que desde el inicio de 2012 estas diez localidades han tenido que ser abastecidas de agua potable por problemas de contaminaciĂłn, pero que en la actualidad solo cinco son asistidas.

En concreto, en la semana del 18 al 22 de marzo, Espino de la Orbada, Villaverde de GuareĂąa, Pajares de la Laguna, Cabezabellosa de la Calzada, Pedrosillo de los Aires (Castillejo) y Garcirrey son las localidades afectadas y solo esta Ăşltima por problemas derivados de la sequĂ­a, mientras que el resto es como consecuencia de la contaminaciĂłn del agua.

No obstante, desde la instituciĂłn provincial seĂąalan que se trabaja en los proyectos de mejora en la potabilidad del agua de estas pequeĂąas localidades y que los proyectos ya estĂĄn encima de la mesa para su futura aprobaciĂłn y ejecuciĂłn en los municipios que se ven afectados.

No en vano, las medidas para frenar la sequĂ­a pertenecen a la Junta de Castilla y LeĂłn y a la DiputaciĂłn de Salamanca cuyas inversiones se reparten aunque es la instiruciĂłn provincial la que tiene las competencias para ejecutar los planes y los proyectos, o lo que es lo mismo, llevarlos a la prĂĄctica.