Olvidarse de cerrar el grifo, el accidente doméstico más común en los hogares salmantinos

Según el informe 'El Seguro de hogar en España: accidentalidad y no aseguramiento' el 15% de los hogares de Salamanca sufren algún problema a lo largo del año
Villancicos, turrones, regalos, calor familiar y más accidentes domésticos que en cualquier otra época del año. Eso es lo que trae la Navidad a los españoles, según el estudio 'El Seguro de hogar en España: accidentalidad y no aseguramiento' de Línea Directa. De acuerdo con este informe, para el que se han analizado más de 70.000 siniestros registrados por la compañía en los últimos tres años, diciembre es el mes donde se producen más daños en el hogar (en un 10,5% de los casos), seguido de noviembre (9,7%) y enero (9,6%). Por el contrario, abril y mayo, son los meses con menos accidentes domésticos, con un 6,3% y 6,9% respectivamente.

Según este estudio, olvidarse de cerrar el grifo o que tenga fugas y se rompa es el accidente doméstico más común, pues supone el 20,4% de los casos estudiados, seguido de los daños por rayos, viento y pedrisco (17%) y la rotura de puertas, ventanas y espejos (14%). Los robos e incendios son siniestros menos frecuentes, con un 5,4% y un 1,8% respectivamente.

En los hogares castellanos y leoneses el siniestro más habitual es el mismo que a nivel nacional y ocurre en un 25% de los casos. Por provincias, mientras que en Salamanca (31%), León (28%), Valladolid (27%), Zamora (23%), Burgos (20%) y Palencia (20%) dejarse el grifo abierto también es el accidente doméstico más común, en Segovia (32%) y Ávila (25%) lo más habitual son los daños por rayos, viento y pedrisco. En Soria, ambos siniestros ocurren con la misma frecuencia (31%).

Asimismo, de acuerdo con este informe, el 13% de las viviendas de Castilla y León sufre algún problema doméstico a lo largo del año, un porcentaje inferior a la media nacional (15%). De las nueve provincias que componen esta comunidad, solo tres –Zamora (18,2%), Segovia (16,3%) y Salamanca (15,7%)- están por encima de la media española. El resto está por debajo: Palencia (14,9%), León (13,7%), Ávila (11,8%), Burgos (9,8%), Valladolid (9,7%) y Soria (7,3%). Esta última destaca, además, por ser la segunda provincia española con menor accidentes domésticos de toda España, solo por detrás de Lérida.

La indemnización media de los siniestros en esta comunidad es de 397 euros, una cifra ligeramente superior a la media nacional, que es de 384 euros. Por provincias, solo Burgos, con 569 euros, Zamora, con 485 euros, y Soria, con 443 euros, superan el promedio autonómico. Todas las demás se quedan por debajo: León (387 euros), Palencia (376), Segovia (370 euros), Valladolid (367), Salamanca (324 euros) y Ávila (259).

Según Francisco Valencia, Director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, “a diferencia de lo que ocurre en Francia o Suiza, donde el seguro del hogar es obligatorio, en España no lo es. De ahí que un 43% de los hogares españoles todavía se resista a asegurar el que probablemente sea el bien más valioso que poseen. Y eso que en nuestro país, el coste medio de un seguro del hogar cuesta menos de la mitad que el de autos (214 euros frente a 434), pese a que el bien asegurado es 10 veces más caro”.

Por provincias, 71 de cada 100 viviendas de Ávila no están aseguradas, una cifra que a nivel nacional solo supera Teruel (72%). Otras cinco provincias castellanas y leonesas también están por encima de la media nacional de no aseguramiento, que es del 43%: Segovia (58%), Soria (55%), Zamora (54%), Palencia (51%) y León (47%). Valladolid (37%), Burgos (38%) y Salamanca (42%) pertenecen al grupo de 12 provincias que aparecen por debajo de la media registrada en toda España.