Oleada de robos a personas mayores en la plaza del barrio Vidal y La Alamedilla

La fuente de La Alamedilla, ya en funcionamiento.

Policía Local y Policía Nacional vigilan desde hace días en la plaza del barrio Vidal y el parque de La Alamedilla por un repunten en las denuncias de robo. Los ladrones buscan siempre a personas mayores a las que abordan de manera sorpresiva para cometer los hurtos.

La Policía Local y la Policía Nacional tienen actualmente en marcha un dispositivo conjunto de vigilancia ante una oleada de denuncias de robo en varios lugares de Salamanca. En concreto, el mayor número de casos se ha producido en la plaza del barrio Vidal y en el parque de La Alamedilla, donde varias personas han denunciado haber sufrido hurtos a manos de un grupo de ladrones en los últimos días. La cuestión la llevó el grupo socialista en el Ayuntamiento a la última comisión informativa municipal, donde puso de manifiesto el problema que ya estaba en conocimiento de la Policía Local.

 

Tal y como han confirmado varias fuentes a TRIBUNA, el dispositivo está actualmente en marcha y se está llevando a cabo con una presencia discreta de agentes. La voz de alarma se ha producido al denunciarse una oleada de robos en estos dos puntos de la ciudad; ante el repunte de los casos, Policía Local y Policía Nacional han puesto en marcha un operativo conjunto que todavía está abierto ya que el objetivo es controlar a todo el grupo y proceder a su detención.

 

Según las fuentes consultadas, detrás de los robos estaría un grupo de 'descuideros' de nacionalidad extranjera y, en muchos casos, 'viejos conocidos' de los cuerpos y fuerzas. El objetivo de los ladrones sería casi siempre personas mayores, a las que abordan con varios métodos para proceder a robarles pertenencias. Una de las fórmulas son los denominados 'robos cariñosos', en los que los ladrones simulan gestos de afecto con sus víctimas para sustraerles efectos personales como relojes, carteras, cadenas... Muchos de ellos se están produciendo en las inmediaciones de un supermercado en la plaza de Vidal o aprovechando la nutrida presencia de personas en el céntrico parque de La Alamedilla.

 

El operativo se puso en marcha al detectar el repunte de denuncias por robo, una situación que se da con cierta frecuencia y que se palía con este tipo de dispositivos conjuntos, que son habituales. No se dispone todavía de datos sobre el resultado del operativo.

Noticias relacionadas