OHL reduce un 73% su beneficio, por la caída de la construcción en España

Juan Miguel Villar Mir
OHL obtuvo un beneficio neto de 270,4 millones de euros en el ejercicio 2013, lo que supone una disminución del 73,1% respecto a 2012, derivada de la caída del negocio constructor en el mercado doméstico y de contabilizar menores plusvalías, según informó la compañía.


MADRID, 27 (EUROPA PRESS)



El resultado del grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir arroja un crecimiento del 4% en caso de descontar el resultado extraordinario que el grupo se anotó el pasado año por la venta de la división de Medio Ambiente.

La participación del 18,9% que OHL tiene como segundo máximo accionista del grupo de concesiones Abertis contribuyó a su resultado con 120,4 millones de euros en 2013.

La cifra de negocio cayó un 8,6% durante el pasado año, hasta los 3.684,2 millones, por la menor actividad constructora, sobre todo en España, que se desploma un 34,2%. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, progresó un 15,4% y sumó 1.215 millones.

La compañía de construcción y concesiones destaca el peso de su negocio internacional, que a cierre de 2013 aportó el 75% de las ventas y el 92% del Ebitda.

DESPLOME DEL NEGOCIO CONSTRUCTOR ESPAÑOL.

A cierre de 2013, OHL contabilizaba un endeudamiento neto de 5.541,6 millones, un 32% más que un año antes, en su mayor parte derivado de la inversión en el capital de Abertis.

Por áreas de negocio, la tradicional de construcción cayó un 2,5%, si bien se mantiene como primera fuente de ingresos al aportar 2.669,9 millones de euros. El crecimiento del 9% que esta actividad registra en los mercados internacionales no pudo compensar el desplome del 34,2% que se anota en España.

La compañía cuenta con una cartera de contratos pendientes de ejecutar por valor de 8.059,7 millones de euros. El 81,5% de estos trabajos se localizan en el exterior.

De su lado, la división de concesiones se contrajo un 20%, hasta 513,8 millones, afectada por la desconsolidación de una autopista mexicana y por la menor actividad constructora en ese país.

El resto de actividad de la compañía controlada por Villar Mir, fundamentalmente la construcción industrial, retrocede un 22,9%, hasta 500 millones, por la conclusión de importantes contratos.