Ocho píldoras anticonceptivas perderán su financiación pública a partir de agosto

Las compañías fabricantes no hayan aceptado el precio máximo fijado en abril por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En concreto, los fármacos que perderán su financiación pública son 'Dretine' y 'Dretinelle' (Teva), 'Drosure' y 'Drosurelle' (Laboratorios Effik), 'Drosiane' y 'Drosianelle' (Sandoz), 'Liofora' y 'Yira' (Bayer), todos ellos compuestos con etinilestradiol y drospirenona.

 

El anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero autorizó la financiación de estos productos en 2011. Sin embargo, dos años después el Ministerio de Sanidad ha decidido revisar el precio máximo establecido para su financiación pública, según han explicado fuentes del departamento de Ana Mato a Europa Press, "tras no haber demostrado que tengan un beneficio extra que justifique que tengan otro precio".

 

Por ello, en abril publicaron una resolución que fijaba para el grupo terapéutico de anticonceptivos hormonales un precio máximo de venta de laboratorio de 3 euros (no tiene nada que ver con el precio de venta en farmacias), al que deberían adaptarse todas aquellas compañías que quisieran mantener la financiación pública. "Si a los laboratorios no les interesa, se salen voluntariamente de la financiación", han explicado.

 

Desde Sanidad aseguran que esta medida "no forma parte de una nueva desfinanciación", como la que se produjo en verano del año pasado y afectó a más de 400 medicamentos.

 

En este caso se trata de una revisión de precios de financiación que, aseguran, se realiza periódicamente con todos los grupos terapéuticos con el objetivo de "optimizar los recursos".

 

Por ello, niegan que se trate de una "decisión ideológica" ya que, de hecho, hay otros anticonceptivos hormonales que sí han aceptado el nuevo precio establecido y "sí serán financiados".

 

"Se financian los anticonceptivos que han demostrado dar buenos resultados y aceptan el precio marcado por el ministerio", han zanjado desde Sanidad.

 

Algunas de las compañías fabricantes de estos anticonceptivos han decidido no hacer valoraciones sobre esta desfinanciación, según han explicado a Europa Press, reconociendo que acatan cualquier decisión sobre precios que adopte el Ministerio.

Noticias relacionadas