Ocho partidos a Simeone por su expulsión en la Supercopa

Diego Simeone en rueda de prensa

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha decidido sancionar con ocho partidos de suspensión al entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, tras su expulsión en la vuelta de la Supercopa de España frente al Real Madrid.

El Juez de la Competición de la RFEF valoró el acta del partido redactado por Fernández Borbalán y encontró un total de cuatro infracciones cometidas por Simeone, que deberá cumplir su sanción en todas las competiciones. Según desglosa la resolución, la mitad de la sanción, un total de cuatro partidos, nace del artículo 96 del Código Disciplinario de la RFEF, referido a "producirse con violencia leve hacia los árbitros", después de que Simeone propinara dos pequeños golpes en la cabeza al cuarto árbitro.

 

Otros dos partidos llegan en aplicación del artículo 120, referido a las protestas arbitrales, y, de los otros dos encuentros que completan la sanción, uno es por aplaudir la expulsión (artículo 122: conductas contrarias al orden deportivo) y otro por quedarse en la grada detrás del banquillo (artículo 114.3: expulsión directa).

 

El técnico argentino, que ya estaba sancionado para el partido de este lunes contra el Rayo Vallecano por un castigo de la pasada temporada, apuntó el domingo que "cuando uno se equivoca es justo pagarlo" y se mostró dispuesto a acatar la sanción que llegara. En cualquier caso, el Atlético de Madrid dispone de diez días para recurrir.