Ocho detenidos por estafar más de 150.000 euros con falsas ofertas de trabajo de 'gigoló'

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la operación 'Cóctel' desarrollada en Málaga, han detenido a ocho personas por su presunta participación en delitos de estafa valorados en más de 150.000 euros a través de falsos anuncios que ofrecían trabajo como 'gigoló'.

MÁLAGA, 18 (EUROPA PRESS)



Entre los arrestados están la organizadora, principal imputada, de una sociedad ubicada en Málaga y dedicada a la explotación de líneas de teléfono de tarifación especial, así como siete de sus empleados como supuestos colaboradores necesarios, según han informado desde la Policía Nacional en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron hace tres meses, a raíz de varias denuncias presentadas por ciudadanos en distintos ciudades de España. En todas, los afectados manifestaban que habían sido estafados al tratar de conseguir un puesto de trabajo como 'gigoló' o acompañante de mujeres adineradas en anuncios que habían visto en prensa local o en chats de Internet.

Según las pesquisas, los detenidos insertaban anuncios en los mencionados medios intentando captar a personas interesadas en trabajar como acompañantes de mujeres adineradas, servicios por los que recibirían importantes cantidades de dinero y sin gasto alguno, ya que todos los que se produjesen por desplazamientos, hoteles y demás, serían pagados por la parte contratante.

Para concurrir a dicho trabajo, el solicitante tenía que llamar a unos números reservados que, con el fin de dar confianza a los clientes, les facilitaban los teleoperadores y a través de los cuales conseguirían un código clave para los contactos y contrataciones consiguientes.

En las pesquisas, los investigadores han podido determinar que las líneas de tarificación adicional habían sido contratadas a través de seis empresas creadas para esta finalidad y domiciliadas en Málaga, siendo la administradora única de todas ellas, organizadora y principal imputada, una mujer de 43 años, para la que trabajaban como operadoras las siete personas restantes también imputadas, que supuestamente eran las encargadas de contactar con las víctimas y procurar mantenerlos el máximo de tiempo posible en la línea.

Agentes especializados del grupo I de Fraudes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de Málaga, encargados de la investigación, han localizado, hasta el momento, a 14 perjudicados y además, han podido determinar que la cuantía de la facturación por este procedimiento ha ascendido a más de 150.000 euros.

En las investigaciones se ha determinado que ya en 2010, la Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarifación Adicional había retirado a la principal imputada cinco líneas telefónicas de este tipo de tarifación por infracción grave al código de conducta determinado por el servicio de control y seguimiento de la citada comisión. Los detenidos han sido puestos a disposición judicial.