Ocho de cada diez alumnos de Castilla y León se graduaron en ESO en 2014-2015

Alumnos del sistema educativo de Castilla y León.

Castilla y León ha mejorado su tasa de graduación en Educación Secundaria Obligatoria en 2,2 puntos respecto al curso 2009-2010, al situarse el pasado curso en el 85,9 por ciento.

La mejora en la tasa de graduación en Educación Secundaria Obligatoria en castilla y León es un indicador educativo que viene a respaldar los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que señalaban que la Comunidad ha reducido su tasa de abandono escolar temprano en diez puntos porcentuales durante los últimos cuatro años, hasta situarse en 2015 en el 16,72 por ciento. Con el fin de mantener una tendencia de mejora en dichos indicadores, la Consejería de Educación continuará apostando e innovando en medidas como el Programa para la Mejora del Éxito Educativo, iniciativa que trata de prevenir el fracaso escolar, colocando a Castilla y León a la altura de los mejores sistemas educativos europeos.

 

Prevenir el fracaso escolar es uno de los retos del actual sistema educativo y a su vez un indicador de una enseñanza de calidad. Consciente de ello, la Consejería de Educación ha llevado a cabo, desde el año 2007, una serie de medidas con el fin de facilitar el éxito educativo del alumnado y reducir el riesgo de abandono escolar temprano.

 

De este modo, los indicadores del sistema educativo demuestran una trayectoria de mejora en Castilla y León que se manifiesta en el aumento del porcentaje de titulados en cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria -que se sitúa en el 85,9 por ciento en el curso 2014-2015, frente al 83,7 % del 2009-2010-.

 

Burgos, León, Salamanca, Segovia y Soria son las provincias que tienen sus tasas por encima de la media de la Comunidad en todos sus centros. Además, Burgos, Salamanca y Soria han mantenido sus tasas por encima de la media de la Comunidad en el periodo que comprende del curso 2009-2010 al 2014-2015. Asimismo, en León se ha producido el mayor incremento en las tasas de graduación en ESO respecto al curso anterior: un 0,9 %. También han registrado incremento en las tasas, Soria (0,7 %), Burgos (0,4 %) y Salamanca (0,4 %) y Ávila (0,2 %).

 

Para continuar potenciando estos resultados y con el fin de mantener una tendencia de mejora en los indicadores, la Consejería de Educación incluyó en el curso 2013-2014 dos nuevas medidas en el Programa para la Mejora del Éxito Educativo. Por un lado, ‘Apoyo y refuerzo fuera del horario lectivo al alumnado de 4º, 5º y 6º de Educación Primaria’ y, por otro, ‘Impartición de apoyo y refuerzo fuera del periodo lectivo al alumnado de 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria’. Ambas tienen como finalidad conseguir la mejora de resultados escolares en centros que reciben a estudiantes procedentes de contextos socioculturales desfavorecidos, con escasa motivación hacia el aprendizaje y retraso escolar significativo así como facilitar la integración del alumnado y la participación de las familias en el centro.

 

Siguiendo en esta línea durante el periodo 2015-2016 se están desarrollando desde el inicio del curso las medidas ‘Apoyo y refuerzo fuera del período lectivo al alumnado de 4º, 5º y 6º de Primaria’ e ‘Impartición de apoyo y refuerzo fuera del período lectivo a los estudiantes de 1º y 2º de ESO’. Además, durante el mes de julio está previsto que se desarrollen clases extraordinarias -fuera del periodo lectivo- para que los alumnos de 4º de Educación Secundaria Obligatoria puedan preparar las pruebas extraordinarias. Estas medidas contribuyen a que mejore la tasa de promoción del alumnado.

 

Resultados y valoración

 

La impartición de clases extraordinarias fuera del periodo lectivo al alumnado de cuarto de la ESO, en su modalidad de preparación pruebas extraordinarias, ha permitido que el porcentaje de estudiantes inscritos en el curso 2014-2015 que promocionan fuera un 16,2 % mayor que el de los que estando en condiciones de participar no lo hicieron.

 

De este modo, los datos de la evaluación de los resultados en el curso 2014-2015 indican que el porcentaje de los alumnos inscritos que aprueba la materia de Lengua Castellana y Literatura es un 14,3 por ciento mayor que el de los no inscritos; y, en el caso de Matemáticas, es un 8,5 por ciento mayor que el de los no participaron en dicha iniciativa.