Obligan a una pareja a devolver a un niño preadoptivo al que han criado durante tres años

Pareja detail

Una pareja de Sueca ha entregado por orden judicial a su hijo preadoptivo de 4 años a la madre biológica que reside en Asturias, que fue tutelada por los servicios sociales y sobre la que constaban "hasta nueve intervenciones por embriaguez" y por "llevar una vida no adecuada".

Así lo han denunciado el padre del niño, Alberto, y el abogado que representa a esta familia valenciana, Enrique Vila. Los padres del menor han llevado esta mañana al niño a la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia donde lo han entregado tras una sentencia de la Audiencia de Asturias que les obligaba a ello.

 

Esta familia de Sueca, tal y como ha explicado el letrado, recibió al menor cuando tenía tan solo 18 meses, después de que la madre biológica, de 14 años en ese momento, fuese tutelada por los servicios sociales de Asturias y declarasen al niño en desamparo. En ese momento a la joven, que no se opuso a la medida, "le constaban nueve intervenciones por embriaguez y por mala vida", ha indicado Vila.

 

Transcurrido un tiempo, la abuela biológica del menor, residente en Suiza, quiso recuperar a su nieto e iniciaron una procedimiento judicial que en primera instancia le dio la razón a la familia de Sueca al constar en el procedimiento diferentes informes técnicos de servicios sociales contra la madre biológica.

 

La madre y la abuela recurrieron esta decisión y con un nuevo informe psicológico que se le practicó a la progenitora en el que se le indicaba que estaba capacitada para cuidar y tener a su hijo, la Audiencia de Asturias dictó una resolución en marzo de este año por la que se le obligaba a la familia de Sueca a entregar al menor.

 

Esta decisión fue recurrida ante el Tribunal Supremo tanto por la familia como por Fiscalía y Servicios Sociales, pero el juzgado de Asturias dictó la ejecución de la sentencia el pasado mes de julio, con lo que los padres se han visto obligados este lunes a entregar a su hijo preadoptivo mientras esperan un pronunciamiento del Supremo.

 

Una decisión que les ha sentado "fatal" y les ha dejado "hundidos, hechos polvo y con la incertidumbre de no saber lo que va a pasar", ha afirmado Alberto, el padre del niño.

 

"Todavía nos queda el recurso del Supremo, pero visto como actúa la justicia, no sabemos lo que va a pasar. No entendemos nada, aunque tenemos esperanzas porque las tenemos que tener", ha aseverado.

 

"Todo esto --ha lamentado el padre adoptivo-- es una barbaridad en sí, una salvajada porque se trata de un niño y lo están tratando como si fuese un paquete que va y viene de un lado a otro. Y luego va a haber que explicarle muchas cosas y conseguir que las entienda", ha lamentado.

Comentarios

Manuel 13/09/2016 20:12 #1
Contrastar noticias e informaros de las dos caras de la historia antes.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: