Objetivos: mantener la calidad de los servicios y promover la recuperación

El portavoz del PP en las Cortes señala que éstas son las líneas básicas de actuación
El portavoz del Grupo Popular en las Cortes Regionales, Carlos Fernández Carriedo, ha destacado que los dos principales objetivos del equipo de Gobierno de la Junta en el primer semestre del año son hacer “los esfuerzos necesarios” para mantener la calidad en los servicios básicos y trabajar para promover la recuperación económica en la Comunidad.

En el primero de los propósitos, ha indicado que tratarán de mantener la calidad en unos servicios que ya están “a la cabeza” del país tanto en Educación, como Sanidad y Gestión de la Dependencia.

Respecto a la búsqueda del crecimiento económico, Fernández Carriedo ha apuntado que Castilla y León tiene cinco puntos menos de paro que la media nacional y que si España contase con la cifra de la región, habría en el conjunto del país 1,2 millones menos de desempleados.

Aún así, ha reconocido que la tasa está por encima del 16 por ciento y que hay que “esforzarse” en recortarla al mismo tiempo que hay que reducir el déficit público, que según él también es “una prioridad esencial”.

Para alcanzar estos objetivos, el portavoz de los populares ha señalado que es preciso “un esfuerzo por parte de todos” pero que “será menor que el necesario en otras partes del conjunto de España”.

Esa posibilidad se da, ha añadido Fernández Carriedo, gracias a que Castilla y León cuenta con “el menor déficit público de España” con el 2,4 por ciento del Producto Interior Bruto, siendo una de las seis comunidades que ha cumplido el objetivo de estar por debajo del 2,4 por ciento.

Actualmente, Castilla y León es la cuarta autonomía con menos endeudamiento y la tercera con menos carga impositiva, ha añadido el portavoz popular en un encuentro con los medios después de una reunión de trabajo en la sede del PP de Salamanca con los procuradores salmantinos.

REFORMAS

Fernández Carriedo ha insistido en que muchas de las reformas tendrán “carácter nacional” gracias a un actual Ejecutivo de España que “está dispuesto a liderar la salida de la crisis”. “Hacen falta reformas muy profundas” en la que la Junta de Castilla y León “está dispuesto a colaborar en esas reformas”, ha aseverado.

Ante esta situación, ha valorado que la Comunidad se encuentre en mejor situación que otras regiones gracias a posturas como las renuncias en el pasado a contar con una televisión autonómica pública, tener más de un delegado territorial por provincia, abrir “embajadas políticas” en el exterior y disponer de policía autonómica.