Objetivo: Integración y convivencia en los colegios

Cristina Klimowitz ha señalado que esta edición está previsto trabajar con unos 3.000 alumnos de Educación Primaria y Secundaria
Sensibilizar a la población de Salamanca en el entorno de la igualdad, con respeto a la diversidad de culturas y pueblos para lograr la integración y convivencia de los niños inmigrantes en los centros educativos de la ciudad es el principal objetivo que persigue el proyecto `Vive Con-Convive II´.

Esta iniciativa, en la que participarán más de una veintena de centros escolares de la ciudad, ha sido puesta en marcha por el Ayuntamiento de Salamanca, en colaboración con la Junta de Castilla y León.

Así lo han anunciado en rueda de prensa la concejal de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, y la directora provincial de Educación, Manuela Rosellón, quienes han señalado que es el segundo año que se pone en marcha este proyecto que en la pasada edición tuvo una respuesta “excelente” por parte de los escolares.

En concreto, la concejal de Familia e Igualdad de Oportunidades ha detallado que en la pasada edición participó un total de 3.276 escolares (1.241 de Educación Primaria y 2.035 de Educación Secundaria Obligatoria) pertenecientes a 23 Centros educativos cuando la estimación inicial de participación era de 1.800 menores.

A estas cifras hay que sumar, además, los 178 escolares que participaron en los talleres impartidos el día de la Inauguración del Centro Integrado Julián Sánchez El Charro, entre los que se encontraban alumnos tanto de Educación Primaria como de Educación Secundaria.

En concreto, la ciudad de Salamanca cuenta con unos 1.100 escolares que son miembros de familias inmigrantes, una cifra que en el conjunto de la provincia asciende hasta los 2.800 alumnos.

TRES ÁMBITOS DE EDUCACIÓN

Cristina Klimowitz ha señalado que esta edición está previsto trabajar con unos 3.000 alumnos de Educación Primaria y Secundaria. Se trabajará, ha apostillado la edil, con “los tres pilares básicos de la educación”: alumnos, profesores y padres.

En este sentido, ha detallado, que en el programa se trabajará directamente con el alumnado de los centros educativos con el objetivo de “romper prejuicios y estereotipos” que puedan desembocar en conductas violentas de racismo y discriminación social.

Este trabajo se materializará en talleres interculturales dirigidos a alumnos que cursan 5º y 6º de Educación Primaria y de 3º y 4º de Educación Secundaria Obligatoria.

Esta edición el Ayuntamiento de Salamanca ofrecerá a los centros escolares cinco talleres: “Coeducación en igualdad de género”, “Interculturalidad”, “Derechos Humanos”, “La inmigración vista por los adolescentes y las adolescentes” y “El duelo migratorio”.

Además, el proyecto incluye una parte en la que se trabajará con los alumnos que han participado en este programa con anterioridad con el fin de crear la figura de “Alumno ayudante” en proceso de mediación intercultural. La concejal ha destacado que esta parte es una novedad respecto al pasado año.

Las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos y Alumnas (AMPAS) también serán “una pieza clave” en este proyecto. A través de la Escuela Municipal de Familia se realizarán actividades para trabajar la sensibilización hacia el colectivo inmigrante desde la educación en la familia.

El objetivo, ha añadido la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, es que los padres adopten un modelado de educación basado en la tolerancia y no discriminación por motivos culturales. Finalmente, Cristina Klimowitz ha señalado que el proyecto se completará con la elaboración de material divulgativo y de sensibilización.

SUBVENCIÓN DE LA JUNTA

La Junta de Castilla y León ha concedido al Ayuntamiento de Salamanca una subvención de 41.400 Euros, para la realización del proyecto. La Directora Provincial, Manuela Rosellón, ha indicado que esta iniciativa responde al objetivo de impulsar la coordinación de la administración educativa con otras administraciones, instituciones, asociaciones y organizaciones no gubernamentales para el desarrollo de las acciones de compensación social y educativa dirigidas a los colectivos en situación de desventaja.

Mediante esta convocatoria se subvenciona a 14 ayuntamientos de la Comunidad de Castilla y León, entre los cuales también se encuentran Ciudad Rodrigo y Santa Marta en la provincia de Salamanca.