Obama y Raúl Castro anuncian el "restablecimiento" de relaciones entre EEUU y Cuba

Obama habla de "un nuevo capítulo" y de que es el momento de "cambiar postura" anunciando la relajción de límites comerciales o viajes. Castro ha confirmado la liberación de Alan Gross y un "espía" norteamericano. Canadá y el papa Francisco, mediadores. 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha anunciado la apertura de un "nuevo capítulo" hacia Cuba y la reanudación "inmediata" de relaciones diplomáticas, lo que se traducirá en la apertura de embajadas.

 

"Estos 50 años de aislamiento no han funcionado, es momento de cambiar de postura", ha dicho Obama, en un discurso en la Casa Blanca en el que ha anunciado una relajación de los límites comerciales o de viajes. Cuba también será retirado como país patrocinador del terrorismo por parte del Departamento de Estado.

 

En este sentido, ha subrayado que Washington ha defendido durante más de medio siglolos Derechos Humanos en Cuba "con la mejor de las intenciones" y ha recordado que, aunque la isla sigue gobernada por los Castro y por el Partido Comunista, Estados Unidos ya mantiene relaciones diplomáticas con un régimen como el chino.

 

El mandatario norteamericano, que tras llegar a la Casa Blanca prometió "reexaminar" las relaciones con Cuba, ha reconocido la "complicada historia" que arrastran los dos paísesdesde que Fidel Castro llegó al poder en 1959. Obama ha recordado que él nació en 1961, dos años después de la victoria de la revolución y el mismo año en que Estados Unidos comenzó un embargo comercial vigente a día de hoy.

 

"Estados Unidos ha decidido cortar lazos con el pasado para encaminarnos a un mejor futuro", ha añadido el inquilino de la Casa Blanca, partidario de soltar la "carga de la historia".

 

En términos prácticos, Obama ha anunciado la reanudación "inmediata" de las relaciones diplomáticas bilaterales, lo que se traducirá en la apertura de embajadas y en la visita de altos cargos.

 

Además, también habrá una relajación de los límites comerciales o de viajes y, en este sentido, Obama ha explicado que los estadounidenses podrán viajar a la isla e incluso utilizar sus tarjetas bancarias. Los dos gobiernos entablarán conversaciones sobre materias sociales y de seguridad como sanidad, migración y narcotráfico, entre otros temas.

 

Por otra parte, el Departamento de Estado norteamericano retirará a Cuba de la lista que elabora de los países patrocinadores del terrorismo. Obama ha defendido también la participación de Cuba en la Cumbre de las Américas de la OEA que tendrá lugar en abril en Panamá.

 

AYUDA CUBANA

 

"Los cubanos nos han ayudado a construir Estados Unidos", ha dicho Obama, que ha comparado la escasa distancia entre los dos países con la "barrera ideológica" que les ha separado durante estas últimas décadas. Miami representa, en opinión del presidente, un ejemplo de lo que los cubanos "pueden alcanzar" y una especie de "capital" donde cabe toda América Latina.

 

Ahora, "podemos hacer más para apoyar al pueblo cubano", ha añadido. Obama ha tendido una mano de "amistad" para decirles a los cubanos que, si bien no puede "borrar la historia", sí puede contribuir a que once millones de personas en Cuba vivan con "dignidad". "Todos somos americanos", ha llegado a decir en español.

 

EL DETONANTE

 

El discurso de Obama --y el paralelo de Raúl Castro-- ha llegado precedido de la liberación del contratista norteamericano Alan Gross, de una fuente de la CIA detenida en Cuba desde hace dos décadas y de tres cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos.

 

"Hoy Alan ha vuelto a casa", ha destacado Obama, que no ha hablado de canje entre Gross y los espías. En este sentido, ha asegurado que "Alan fue liberado por motivos humanitarios" y que, "separadamente", Cuba excarceló a "una de las más importantes" fuentes de Inteligencia, que proporcionó información valiosa a Estados Unidos.

 

Aunque no ha entrado en detalles sobre los contactos mantenidos para cerrar las liberaciones, Obama sí que ha destacado que los dos gobiernos han hablado durante "muchos meses". El presidente ha querido dar las gracias expresamente a Canadá y al Papa Francisco por su mediación, así como a legisladores del Congreso de los dos partidos que se han implicado.

 

CASTRO ANUNCIA EL "RESTABLECIMIENTO" DE LAS RELACIONES

 

Por su parte. el presidente de Cuba, Raúl Castro, ha anunciado "el restablecimiento de las relaciones diplomáticas" con Estados Unidos, pero ha aclarado que  el bloqueo sobre la isla caribeña sigue vigente por lo que ha instado a su homólogo norteamericano, Barack Obama, a usar su autoridad presidencial para ponerle fin.

 

"Hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, pero eso no quiere decir que lo principal se haya resuelto, el bloqueo económico, comercial y financiero que provoca enormes daños a nuestro país debe cesar", ha dicho en un discurso televisado pronunciado desde La Habana.

 

Castro se ha mostrado consciente de que "las medidas del bloqueo han sido convertidas en ley" por el Congreso, por lo que ha pedido a su homólogo estadounidense que "modifique su aplicación en el uso de sus facultades ejecutivas".

 

Además, ha exhortado "al Gobierno de los Estados Unidos a remover los obstáculos que restringen los vínculos entre los pueblos de ambos países, en particular los relativos a los viajes, el correo postal directo y las telecomunicaciones".

 

"Proponemos al Gobierno de los Estados Unidos a adoptar medidas mutuas para mejorar el clima bilateral y avanzar hacia la normalización de los vínculos entre nuestros países, basados en los principios del Derecho Internacional y la Carta de Naciones Unidas", ha añadido.

 

EXCARCELACIONES

 

Por otro lado, Castro ha confirmado la liberación del ex contratista estadounidense Alan Gross, que desde 2009 cumplía 25 años de condena en una cárcel de La Habana. Sin embargo, ha aclarado que se trata de una medida "unilateral" basada en "razones humanitarias".

 

"A su vez decidimos excarcelar y enviar a Estados Unidos a un espía de origen cubano que estuvo al servicio de esa nación", ha apuntado, aunque sin revelar la identidad de esta persona, que algunos medios de comunicaciones norteamericanos dicen que sería un agente de la CIA.

 

Además, "como es nuestra práctica y en estricto apego a nuestro apego legal, han recibido beneficios penales los reclusos correspondientes, incluida la excarcelación de personas sobre las que el Gobierno de Estados Unidos habría mostrado interés", ha añadido.

 

Castro también ha confirmado la liberación de los últimos tres presos del grupo de 'los cinco' cubanos apresados en Estados Unidos acusados de espionaje. "Como prometió Fidel en junio de 2001, cuando dijo 'volverán', arribaron hoy a nuestra patria Gerardo, Ramón y Antonio", ha anunciado.

 

"La enorme alegría de sus familiares y de todo nuestro pueblo, que se movilizó infatigablemente con este objetivo se extiende entre los cientos de grupos de solidaridad, los gobiernos, parlamentos e instituciones que durante estos 16 años reclamaron e hicieron denodados esfuerzos por su liberación", ha apuntado.

 

El jefe de Estado cubano ha querido destacar la implicación personal de Obama en esta gestión. "Esta decisión del presidente, merece el respeto y el reconocimiento de nuestro pueblo", ha considerado.

 

DIÁLOGO A LARGO PLAZO

 

Castro ha reiterado su disposición "a sostener con el Gobierno de Estados Unidos un diálogo respetuoso, basado en la igualdad soberana, para tratar los más diversos temas de forma recíproca, sin menoscabo a la independencia nacional".

 

"Debemos aprender el arte de convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias", ha defendido, destacando que "los progresos alcanzados en los intercambios sostenidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas".

 

En concreto, ha propuesto iniciar las conversaciones por temas sobre los que, no obstante, ha reconocido que ambos países tiene "profundas diferencias", como "soberanía nacional, democracia, Derechos Humanos y política exterior".

 

CONTACTOS DE "ALTO NIVEL"

 

 

Ha destacado "el apoyo del Vaticano, y especialmente del Papa Francisco", a la mejora de "las relaciones entre Cuba y Estados Unidos", así como "al Gobierno de Canadá por las facilidades creadas para el dialogo de alto nivel".

Noticias relacionadas