Nuevo camión de bomberos, preparado para los pequeños espacios del casco histórico

Nuevo camión de bomberos en Salamanca (Foto:F.Rivas)

Facilitará el paso y las labores en las calles estrechas, principalmente de la zona antigua

El Ayuntamiento de Salamanca ha sumado a la flota del Servicio Municipal de Bomberos una nueva autobomba urbana ligera, que permitirá una “ágil y eficaz” intervención en la ciudad, principalmente en el  casco histórico y otras calles estrechas.

 

Así lo ha destacado el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, en la presentación de este vehículo enmarcado en el nuevo sistema de trabajo de este Servicio Municipal, que incluye también la incorporación  a finales de año de una autobomba rural y en 2015 de una nodriza -vehículo para suministrar agua a otros-; la ampliación de la red de tomas de agua en la zona monumental; y la renovación del protocolo operativo.

 

Fernández Mañueco ha concretado que esta nueva autobomba será el primer vehículo utilizado en la mayor parte de los incendios y otras intervenciones urbanas.

 

Debido a sus pequeñas dimensiones y maniobrabilidad, la autobomba urbana ligera permite una mayor cercanía al lugar del suceso en calles estrechas y con escasa accesibilidad, ha explicado el regidor municipal.

 

Se trata de un vehículo de 2,30 metros de ancho, 5,70 metros de largo y 2,90 metros de altura con una capacidad para 1.200 litros de agua. Sus características permiten “una mejor movilidad” en la zona monumental y las vías de la ciudad, fundamentalmente aquellas con mayor afluencia de vehículos. 

 

A este vehículo, se sumará a finales de este año una autobomba rural dirigida a intervenir en incendios de vegetación, agrícolas y forestales, y una nodriza para suministrar agua a otros a principios de 2015.

 

COSTE DE UN MILLÓN DE EUROS

 

Estas tres nuevas autobombas, con un coste superior al millón de euros, pasarán a formar parte de la actual flota, compuesta por 14 vehículos, entre autobombas de agua, autoescalas, vehículos polivalentes y remolques equipados, de los que uno de ellos es una zodiac para salvamento acuático.

 

La incorporación de los nuevos vehículos se completará con la instalación de 30 ‘hidrantes’ —tomas de agua para Bomberos— en la zona monumental. Los criterios utilizados para elegir los puntos concretos son áreas con un menor número; las vías más estrechas y zonas de gran afluencia turística y alta ocupación de la vía pública.

 

Para poder ampliar estas tomas que garantizan el suministro de agua, el Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado ya una modificación presupuestaria de 115.000 euros, de los que 12.000 euros se destinarán a un programa informático para tener información actualizada sobre la ubicación, el caudal y la presión disponible en cada uno de ellos.

 

OTRAS MEJORAS

 

Fernández Mañueco ha informado, además, que se ha renovado parte del vestuario y está en fase de licitación la renovación de equipos de protección individual, como casos o arneses.

 

“El compromiso fundamental del Ayuntamiento es garantizar la seguridad de los bomberos y que presten con eficacia su trabajo”, ha añadido el regidor municipal durante la presentación del nuevo vehículo en la Plaza de Anaya.