Nuevo ataque de lobo en Candelario

El ganadero perdió a dos terneros recién nacidos e tiene herida a una novilla.

ASAJA Salamanca denuncia un nuevo ataque de animales salvajes en la provincia de Salamanca. El pasado viernes, un ganadero de Candelario perdió a dos terneros recién nacidos. Del primero apenas encontró la cabeza y el espinazo, mientras que el segundo, como se ve en la foto, fue matado por una fuerte mordedura en el cuello, y comido el parte.

 

Además, este mismo ganadero tiene en su explotación una novilla herida en un anca, como consecuencia de una mordedura que le ha arrancado parte de la piel, dejando la carne a la vista.

 

El ganadero, que en septiembre ya perdió a un animal matado por los buitres, ha denunciado este nuevo ataque sufrido. Hasta la finca han acudido un agente forestal para analizar si el ataque es consecuencia de perros asilvestrados o ha sido causado por el lobo, como parecen indicar todas las pruebas.

 

ASAJA Salamanca insta a la Junta de Castilla y León a dar una solución a este grave problema que tienen los ganaderos de la provincia, que sufren ataques de buitres y lobos casi todos los días, causándole unas pérdidas económicas muy significativas.

 

Al mismo tiempo, anima a los ganaderos salmantinos a denunciar todos los ataques de buitres y lobos que sufran con el fin de concienciar a la Administración de la gravedad de este problema medioambiental.