Nuevo asalto al polígono de Los Villares con varias naves afectadas

Botín. Los asaltantes, que actuaron a través de butrones, robaron en una de las empresas 107 máquinas, cuyo valor oscila entre los 60.000 y 70.000 euros. Madrid.
E.G.

La oleada de robos en las naves de los polígonos industriales no cesa. Un día después de arrestar a tres sospechosos por intentar robar presuntamente en dos empresas del polígono de Los Villares de la Reina y en El Montalvo II, otros amigos de lo ajeno han vuelto a dar el golpe y, en esta ocasión, se trata de un asalto de gran magnitud por el número de naves saqueadas y por el botín sustraído.

Los hechos ocurrieron de madrugada y, en esta ocasión, los ladrones actuaron en el polígono de Los Villares de la Reina. Al parecer, primero accedieron a la empresa Gasmedi 2000, ubicada en la calle Caño de las Pimientas, número 45. Los asaltantes accedieron al interior a través del tejado y una vez dentro se desplazaron por el edificio hasta encontrar en una de las oficinas 400 euros. Además, su objetivo, aparte del dinero, era una furgoneta que se encontraba estacionada en el interior de la nave y que supuestamente emplearon para cargar la mercancía robada.

Los ladrones sustrajeron la furgoneta, aunque no se percataron de que ésta tenía instalado un GPS, de modo que los agentes de la Guardia Civil, que investigan los hechos, comprobaron que el vehículo fue sustraído a las 21.50 horas del pasado domingo. Además, localizaron la furgoneta en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, municipio al que se pudieron haber desplazado los asaltantes.

Otra de las empresas saqueadas fue Motosierras Domínguez, ubicada en la calle Ronda Marte, 84. En el lugar, los cacos entraron también a través del tejado y una vez en el interior del establecimiento, que dispone de diversas máquinas de venta al público, se apoderaron de 107 máquinas, valoradas entre los 60.000 y los 70.000 euros, además de 600 euros pertenecientes a la recaudación del viernes.

La labor de los ladrones no se quedó ahí, sino que accedieron a otra empresa, Tapicerías Blanco, especializada en la tapicería de vehículos y ubicada en la calle Nicaragua, número 110. Los propietarios se percataron del robo a primera hora de la mañana, cuando fueron a abrir la nave, ya que el sistema de alarma no saltó al haber sido previamente desconectado por los asaltantes. En esta empresa, además de los daños ocasionados debido al butrón que realizaron, tan sólo comprobaron que se habían llevado un equipo de música de un coche.

Los dueños de Tapicerías Blanco se encontraron con un butrón realizado en la pared, que dio acceso a los ladrones a un taller, propiedad también de la empresa especializada en maquinaria para bosque y jardín, Motosierras Domínguez, y donde no había nada de valor, según informaron fuentes cercanas a la investigación.

Además de estas tres naves industriales, los ladrones también podrían haber entrado en dos empresas más, ubicadas también en el polígono de Los Villares.

En todas las naves, los ladrones evitaron cualquier imprevisto destrozando los sistemas de alarma antes de proceder a los saqueos.

La Policía Judicial de la Guardia Civil acudió en la mañana de ayer a las distintas naves saquedas con el fin de recoger todo tipo de pruebas que puedan ayudar a identificar a los autores de los robos.

A lo largo de la mañana, las tres empresas citadas ya habían denunciado los hechos en la Comandancia de la Guardia Civil. Por el momento, una de las pruebas se encuentra en el GPS de la furgoneta sustraída, que fue localizada en Alcalá de Henares.

Desde finales del pasado año, los saqueos a las naves industriales de los diversos polígonos se están repitiendo con cierta frecuencia.