Nueve radares móviles y cinco fijos ponen en Salamanca más de 20.000 multas al año por velocidad

Imagen fija captada por un radar de la Guardia Civil

Las denuncias por exceder la velociad permitida suponen la mitad de las infracciones denunciadas por la DGT. Los radares, clave en la aplicación de los nuevos límites.

La dotación de radares, fijos y móviles, va a ser fundamental en la aplicación de los nuevos límites de velocidad. Cuando el nuevo reglamento de tráfico esté vigente, previsiblemente a partir de marzo, la reducción de la velocidad permitida en nacionales convivirá con la estrategia de la DGT de reforzar la vigilancia en la red de secundarias.

 

Para esta tarea, la Dirección Provincial de Tráfico dispone en su equipamiento de nueve radares móviles y cinco fijos. Así lo confirma una respuesta parlamentaria a pregunta del diputado del PP, José Antonio Bermúdez de Castro, publicada en el boletín del Congreso del pasado día 30 de octubre. Y, salvo la llegada de una mayor dotación presupuestaria, será con los que cuente para los próximos meses.

 

Los radares móviles se han convertido en fundamentales para las campañas de control de velcoidad que, especialmente en carreteras secundarias, se han repetido en los últimos meses. La mayoría de accidentes con víctimas se producen en este tipo de carreteras, donde las salidas de vía y los choques adelantando se cobran el 75% de los heridos y muertos, aunque soportan el 20% del tráfico. En Salamanca, la DGT cuenta con nueve de tipo móvil; generalmente van instalados en vehículos y, desde hace meses, hacen sus rondas por la red de secundarias y frecuentan menos las autovías; Tráfico no especifica los puntos donde se instalan habitualmente. La cifra indica que son uno más que en 2012 y su presencia ejerce una importante influencia disuasoria.

 

En cuanto a los fijos, la DGT sí especifica dónde están colocados. En el caso de Salamanca, la mayoría está en la A-66 y la A-62 (cuatro en total), pero también los hay en la N-630 (2), SA-20 y N-501. En total, son ocho puntos, pero en la respuesta del Congreso se especifica que son cinco los aparatos. La explicación: los aparatos rotan y no siempre las cabinas que vemos en las carreteras están ocupadas, pero hacen su función disuasoria. También ocurre que los aparatos estén fuera de servicio por labores de mantenimiento.

 

ALTO NÚMERO DE MULTAS

 

En cuanto a las saciones, y según los datos facilitados en el Congreso, son 20.113 las denuncias tramitadas en la provincia durante 2012 por superar los límites de velocidad, muchas más que las 14.413 que se impusieron en 2011. Los excesos de velocidad están detrás de cerca de la mitad de las multas que se ponen cada año en la provincia y es la infracción más común. De las más de 18.000 puestas en los seis primeros meses, la mitad eran de velocidad.