Nueve presos de ETA, entre ellos un interno de Topas, abandonan la prisión

Se trata de Ohiana López Sestao, en la cárcel por colaboración con la banda
El Colectivo de Presos de ETA se ha visto reducido en los últimos días. Al menos nueve presos por su relación con la banda terrorista está previsto que salgan de prisión entre el pasado viernes y este martes una vez han cumplido su condena o mediante el pago de fianzas impuestas por los tribunales, según los datos recogidos por Europa Press.

Uno de ellos es el ex miembro del 'comando Vizcaya' de ETA Jon Aldana Celaya para quien el Tribunal Supremo ordenó la semana pasada adelantar su licenciamiento de condena. La Audiencia Nacional no había tenido en cuenta los 2.116 días que pasó en prisión preventiva por distintas causas que tenía pendientes mientras cumplía pena. De este modo, el pasado día 9 recuperó la libertad tras 28 años en prisión.

Aldana Celaya, quien se encontraba en la cárcel de Huelva, fue detenido el 17 de mayo de 1984 acusado de constituir la infraestructura legal de ETA para 'liberados' en Vizcaya, teniendo encargada misiones de apoyo, colaboración y encubrimiento de las acciones terroristas.

Junto a él, está previsto que recuperen la libertad entre ayer y este mismo martes Izaskun Goñi Juárez (interna en Valladolid) Garatzi Autor Pueyo (Estremera, Madrid), Ohiana López Sestao (Salamanca) y Eneko Villegas Amezketa (Soto del Real, Madrid).

Ocho presuntos miembros de Segi
Los cuatro fueron arrestados en el marco de una operación contra Segi en la que además fueron detenidos dos abogados de la banda en diciembre de 2010. Se da la circunstancia de que una de ellos, Garatzi Autor Pueyo es hija de la portavoz de Batasuna Marine Pueyo.

Por la misma cantidad de fianza recuperarán su libertad Egoi Irisarri e Ibon Esteban, que abandonan la prisión de Aranjuez y Alcalá Meco, respectivamente. Ambos fueron detenidos en octubre de 2010 en el marco de una operación desplegada contra Segi en el País Vasco, Navarra y Barcelona y que se saldó con 14 arrestos.

También quedarán libres Julen Zuaznabar, preso en Aranjuez y presunto dirigente de Segi detenido en la misma operación de octubre de 2010 y Nahaia Aguado, interna en Zuera y arrestada en la mayor operación desplegada contra la cantera de ETA en noviembre de 2009 que se saldó con más de 30 arrestos.