Nueve derrotas consecutivas y nueve onces DISTINTOS

En estos dos meses en los que la UDS no ha logrado ganar, Óscar Cano no ha logrado repetir el mismo equipo nunca. El centro del campo ha variado hasta en seis ocasiones en estos nueve partidos
ISABEL DE LA CALLE
Puede ser una de las causas que hayan provocado las nueve derrotas consecutivas de la Unión. Seguro que no es la única, por supuesto, pero sí una de las más importantes, ya que los numerosos cambios dan a entender que Óscar Cano no ha encontrado el once que le resuelva con claridad y, si lo ha hecho, no ha logrado mantenerlo por las lesiones o sanciones que han asolado a la plantilla en los meses de diciembre y enero.

Llama la atención al estudiar los nueve encuentros consecutivos en los que la Unión no ha conseguido ganar que la posición que menos estable ha sido es la de los dos mediocentros. Con Héctor Yuste como pivote fijo, su compañero ha sido distinto hasta en seis ocasiones durante estos nueve partidos.

En los cinco primeros choques se alternaban en la medular Yuste junto a Endika o al lado de Mario Rosas. Frente al Xerez fue Yuste el que faltó por sanción. Tras la operación de apendicitis del mediocentro vasco tras el choque contra el Cartagena, Cano ha alineado tres centros del campo diferentes. De nuevo Yuste como fijo y Edu Bedia, Perico y Zamora como acompañantes de forma respectiva ante Barcelona B, Numancia y Córdoba.

En cambio, la línea que menos cambios ha sufrido ha sido la defensa. Por la banda derecha, Sito Castro es inamovible y no se ha perdido ni un minuto en estos dos meses. La línea defensiva más repetida ha sido la formada por Castro, Goiko, Moratón y Arbilla, que han jugado hasta en tres ocasiones juntos.

En los otros cinco partidos, la novedad ha sido la de Alejandro Zamora, que ha sustituido tanto a Goiko cuando estuvo lesionado, como a Moratón mientras se recuperaba de su fractura en la cara, y a Arbilla.

Por otro lado, entre los cuatro hombres que juegan arriba, los cambios tácticos han sido también importantes. Sólo Marcos Márquez ha jugado siete de los ocho partidos (sólo ante el Elche el 5 de diciembre jugó de inicio Juanjo).

Otros dos fijos en el once son Kike López y Perico, pero no siempre han jugado en la misma posición. El andaluz saltó al terreno de juego contra el Numancia de medio centro y también ha ocupado la banda derecha (contra el Córdoba y el Elche) y de media punta. Kike suele comenzar siempre por la izquierda, aunque en el último choque disputado permutó con Perico las bandas.

La posición de media punta ha variado más, ya que ha estado ocupada por el malagueño, Edu Bedia (contra el Barça B), Mario Rosas (Elche) o Quique Martín (frente al Numancia y el Córdoba).

Después de dos meses de pruebas y cambios obligados, ¿habrá encontrado la UDS su once?