Nueva prueba superada

La UDS ha salvado un escollo más ante un equipo superior y que se fue renovando con el paso de los minutos

La UD Salamanca ha vuelto a dar un paso adelante de cara a su óptima preparación al firmar un más que digno encuentro ante el Sporting de Gijón, un recién descendido de Primera división y que, además, hizo hasta nueve cambios por cuatro de los charros, por lo que siempre estuvo más fresco que los locales. Testar el rendimiento de la UDS con cansancio acumulado, de hecho, era uno de los objetivos del míster blanquinegro.

Ante 1.931 personas, el equipo charro volvió a jugar con Coque como lateral y Pablo Gómez por delante en la banda izquierda, así como con Javi H de extremo derecho con Igor como única referencia en punta.

El brasileño fue el jugador que menos gustó al respetable, que incluso le silbó cuando Etxeberria le cambió mediado el segundo tiempo. Muy lento aún y claramente fuera de forma todavía, el delantero no está cerca siquiera de su mejor momento, aunque el míster ha querido restar importancia a este hecho, ya que ha asegurado que "marcará muchos goles durante la temporada" y que su línea de trabajo es la buena.

Destacaron en estos primeros minutos los centrales -José Ángel y Ladero- de un corte parecido como futbolistas, ya que sacan el balón jugado sin complicarse y con seguridad. Rayó a buena altura también Zubiaurre en la banda derecha, aunque Coque fue el lateral con más recorrido, acostumbrado a jugar más cerca de la portería contraria.

La UDS sí mostró de nuevo algunas de sus ideas, como la de sacar siempre el balón jugado, hecho que el aficionado unionista siempre agradeció con aplausos.

Le faltó al equipo de Etxeberria, sin embargo, profundidad en ataque, lógico por otro lado teniendo en cuenta las alturas de la pretemporada en las que estamos, ya que a los hombres en punta les faltó la 'chispa' necesaria para irse por velocidad en ciertas ocasiones.

De Lucas y Víctor Andrés, sin embargo, buscaron espacios y se mostraron siempre en vertical para tratar de llegar con más opciones al área de Juan Pablo, aunque ninguno de los dos porteros tuvieron apenas trabajo en los 90 minutos.

De hecho, el gol del Sporting, que llegó de botas de Alex Menéndez tras un pase envenenado que cogió portería, fue uno de los pocos lanzamientos entre los tres palos de todo el encuentro.

Ahora, sin apenas descanso, el miércoles visita el Helmántico otro equipo a priori superior a la UDS, el Real Valladolid de Primera división, correspondiente a la Copa Castilla y León. El choque comenzará igualmente a las 20.30 horas.