Nueva Ley de Tráfico: ¿cómo me afecta?

Por conducir bajo los efectos del alcohol la multa será de 500 euros. Si se duplica la tasa permitida o se es reincidente ésta ascenderá a mil euros. Actualmente, la multa es de 500 euros en todos los casos.

La nueva Ley de Tráfico, que el Congreso ha aprobado trae importantes novedades. Algunas entrarán en vigor dentro de un mes y otras, de las que se habla en la norma, tardarán más tiempo en ver la luz. Te contamos las principales novedades.

 

LAS QUE ENTRAN EN VIGOR EN UN MES

 

- Por primera vez, será obligatorio el uso del casco de la bicicleta a los menores de 16 años en ciudad. Ahora sólo es obligatorio en carretera.

 

- Por conducir bajo los efectos del alcohol la multa será de 500 euros. Si se duplica la tasa permitida o se es reincidente ésta ascenderá a mil euros. Actualmente, la multa es de 500 euros en todos los casos.

 

 

- Se amplía de 15 a 20 días el periodo para pagar las multas con descuento. Eso sí, si se opta por el pago adelantado no se podrán recurrir las sanciones.

  

- Serán obligatorios en menores de menos de 1,35 metros de altura los sistemas de retención infantil.

  

- Prohíbe los detectores de radar (no los avisadores, que continuarán siendo legales), que serán multados con la pérdida de tres puntos del carné de conducir y una sanción económica de 200 euros.

 

LOS CAMBIOS QUE LLEGARÁ MÁS TARDE

  

La ley abre la puerta a todo un conjunto de cambios que tardarán más en llegar, ya que deberán ser concretados a través de una reforma del Reglamento General de Circulación. Estos son algunos de ellos:

  

- El texto abre la puerta a elevar en algunos tramos de autovías y autopistas el límite de velocidad hasta los 130 kilómetros hora, y a petición del Ministerio de Medio Ambiente, esta normativa permite que se pueda cortar el tráfico en municipios o carreteras por altos niveles de contaminación.

  

- Habrá un cambio en las velocidades máximas y mínimas autorizadas para la circulación de vehículos, alcanzando los 130 kilómetros por hora en algunos tramos de carreteras y autovías, y reduciendo a 10 kilómetros por hora la velocidad máxima en las carreteras secundarias.