Nueva imagen para el Puente Romano

Trabajadora en el entorno del Puente Romano (Foto:F.Rivas)

Una treintena de personas trabaja en el acondicionamiento del Río Tormes a su paso por la ciudad

Una treintena de trabajadores acondicionará 56.000 metros cuadrados, una superficie similar a seis campos de fútbol, de las riberas del río Tormes a su paso por la ciudad de Salamanca, en los entornos del Puente Romano y en la playa de La Aldehuela.

 

Según el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena, los trabajadores eran desempleados que han sido contratados por el Ayuntamiento de Salamanca y la Junta de Castilla y León.

 

Desde el pasado 15 de diciembre, estas 30 personas están trabajando en el acondicionamiento y limpieza de las márgenes del río Tormes en los entornos del Puente Romano y en la playa de La Aldehuela. Y los trabajos se prolongarán hasta los meses de verano.

 

Entre las actuaciones destacan el desbroce de vegetación, la poda de árboles y arbustos, la retirada de árboles secos, la limpieza de basura y la eliminación de estancamientos y obstáculos en cauces.

 

Estas labores permitirán “adecentar” más de 16.600 metros cuadrados en los entornos del Puente Romano con el objetivo de “realzar” este bien patrimonial, recuperar una zona de esparcimiento y mejorar las condiciones ecológicas del río.

 

Los trabajadores actuarán en otros 40.000 metros cuadrados en la playa de La Aldehuela para mejorar, igualmente, una zona de ocio, a la que acuden numerosas personas principalmente en los meses de verano.

 

El desarrollo de estos programas sociales ha sido posible gracias a un presupuesto de 354.925 euros, de los que 309.524 son aportados por la Junta de Castilla y León y 45.400 por el Ayuntamiento de Salamanca.

 

TRABAJADORES

 

De estas 30 personas que trabajan en el proyecto, 21 son parados de larga duración contratados por el Ayuntamiento de Salamanca para “evitar su exclusión social e impulsar su reinserción laboral”, y nueve son alumnos del programa dual de formación y empleo ‘La Cábila II’, que tiene como objeto “cualificar profesionalmente a sus participantes y facilitar, igualmente, su incorporación al mercado de trabajo”.

 

Estos nueve alumnos del programa dual de formación y empleo ‘La Cábila II’ se están formando en la conservación y recuperación medioambiental de áreas degradadas, mientras que los 21 desempleados de larga duración se están “reciclando” laboralmente.

 

Los trabajadores compaginan los conocimientos teóricos con su aplicación práctica en actuaciones de interés general, como la limpieza y acondicionamiento de las márgenes del río Tormes.