Nuestra Señora de Valdejimena fue colocada en las andas como reza la tradición

El último domingo de abril la imagen de Ntra. Señora de Valdejimena es bajada de su trono habitual a las andas procesionales. Allí permanecerá hasta octubre para cumplir con la liturgia de pasar bajo su manto y pedir protección.

Texto: Manuel Hernández

 

Cada año, el último domingo de abril la imagen de Ntra. Señora de Valdejimena es bajada de su  trono habitual a las andas procesionales, donde permanecerá hasta octubre; facilitando así a los devotos cumplir con la tradición de pasar bajo su manto y pedir protección. Una vez abajo, queda preparada para salir en las distintas procesiones que se inician el primero de mayo, siguiendo Pentecostés (romería grande), misas de salud de los distintos pueblos del entorno y finalmente la Asunción el 15 de agosto. En los primeros días de octubre será entronada de nuevo. 

 

Desde hace casi 800 años la Virgen de Valdejimena protege a cuantos llegan a su Ermita buscando a Dios.

 

 

El actual santuario barroco dedicado la Nuestra Señora de Valdejimena data de 1683, fecha en la que comenzó su contrucción para finalizar 15 años más tarde.

 

Para su construcción, el Sr. Obispo de Salamanca tuvo la colaboración de los pueblos de la comarca de Valdejimena, especialmente de la Parroquia de Horcajo Medianero.

 

El proyecto arquitectónico fue trazado por Juan de Setién Gümes, Maestro Mayor de la Catedral de Salamanca, y realizado por el arquitecto Manuel de Avila, que "cargó con la obra en el precio de 35.000 reales".

 
Nuestra Señora de Valdehijadero Foto: (Manuel Hernández)