Noviembre ha sido dos grados más gélido de lo normal en Salamanca con mínimas de hasta -8,3 grados

En Castilla y León, el mes ha sido más seco de lo normal en la práctica totalidad del territorio, a excepción de algunas zonas del norte de León, Palencia y Burgos.

El pasado mes de noviembre fue en el conjunto de Castilla y León algo más frío de lo normal, especialmente en la mayor parte de Salamanca, Ávila y Segovia, y a excepción del norte de la provincia de Burgos, donde fue ligeramente más cálido.

  

Según ha informado la Agencia Española de Meteorología (Aemet), noviembre fue en España algo más frío y más seco de lo normal, pero muy desigual. Las temperaturas medias mensuales han sido inferiores a las normales en Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Baleares, así como en la mayor parte de Andalucía y en el sur de Valencia.

  

Las anomalías negativas fueron de entre uno y dos grados en el sur de la Comunidad, que abarca la mayor parte de las provincias de Ávila, Salamanca y Segovia. En el resto de la Comunidad la diferencia fue entre cero y un grados, mientras que en el norte de Burgos pudo ser hasta un grado más cálido de lo habitual.

  

Por el contrario noviembre ha sido más cálido de lo normal en Cataluña, La Rioja, norte de Valencia y de Aragón y zona de Málaga, mientras que en Galicia y regiones cantábricas las temperaturas oscilaron en general en torno a los valores normales.

  

En lo que respecta a su comportamiento térmico, noviembre tuvo dos partes claramente diferenciadas, con una primera quincena del mes, que resultó mucho más cálida de lo normal con temperaturas de 2º C a 3º C por encima del valor medio, y una segunda quincena que fue por el contrario muy fría, con una temperatura media de 3º C a 4º C inferior al valor normal. Se ha tratado de la segunda quincena de noviembre mas fría en España en conjunto desde 1985.

  

Las temperaturas más elevadas de noviembre se registraron mediada la primera decena. Las temperaturas más bajas del mes se registraron en los últimos días del mismo, cuando se produjeron heladas en todo el interior peninsular, incluso en cotas bajas, que llegaron a ser fuertes en los sistemas montañosos y en zonas altas de las mesetas.

  

Entre las temperaturas mínimas de noviembre destacan los -12,5 grados de Molina de Aragón (Guadalajara), y en Castilla y León los -8,3 en Matacán (Salamanca).

  

En cuanto a las precipitaciones, noviembre ha sido en conjunto más seco de lo normal, con una precipitación media en torno a los 50 milímetros, lo que supone cerca de un 35 por ciento menos que el valor medio para este mes (periodo de Referencia 1971-2000).

  

En Castilla y León, el mes ha sido más seco de lo normal en la práctica totalidad del territorio, a excepción de algunas zonas del norte de León, Palencia y Burgos.