Nochevieja y Año Nuevo... pasados por agua

Salamanca despedirá el año con precipitaciones en forma de lluvia y lo recibirá del mismo modo, situación que se prolongará hasta el domingo, como mínimo.

La lluvia se convierte en la gran protagonista para despedir 2013 y darle la bienvenida al nuevo año 2014, ya que Nochevieja y Año Nuevo estarán pasados por agua aunque nada tendrá que ver con la ciclogénesis explosiva que tuvo lugar en Nochebuena y Navidad.

 

Así, y según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el 31 de diciembre la lluvia será la gran protagonista, con temperaturas que oscilarán entre los tres de mínima y los 10 de máxima, situación similar a la de Año Nuevo, con un año que llagará con lluvias y temperaturas entre 5 y 8 grados.

 

De cara al jueves, el viernes, el sábado y el domingo, la Aemet prevé una situación inestable donde las precipitaciones serán la nota predominante, con temperaturas que se mantendrán enttre los dos 8 de mínima y 10 de máxima del jueves y los dos de mínima y siete de máxima del domingo.