Nochebuena y Navidad pasadas por agua y riesgo de vientos fuertes

La dirección general de Protección Civil y Emergencias ha avisado a casi toda la Península y a Baleares por lluvias generalizadas y vientos fuertes que se producirán durante Nochebuena y Navidad.

Así, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), se espera que al final del lunes 23 un frente atlántico muy activo llegue a Galicia, atravesando la península y Baleares durante el martes 24 y el miércoles 25. De hecho, se prevé que se puedan acumular 90 litros por metro cuadrado en 12 horas de precipitación y vientos de hasta 120 kilómetros por hora.

Concretamente, el martes, 24 de diciembre, las precipitaciones de lluvia afectarán al tercio occidental de la península, especialmente a Galicia, Asturias, oeste de Castilla y León, Extremadura y noroeste de Andalucía, donde podrán alcanzar hasta 90 litros por metro cuadrado en 12 horas.

El día de Nochebuena también se prevén vientos costeros especialmente fuertes en Galicia y de menor intensidad en la cornisa Cantábrica, oeste de Andalucía, sureste del Mediterráneo y Gerona.

Los fuertes vientos afectarán a diversas zonas de la península, principalmente al norte peninsular, ambas Mesetas, Madrid, Extremadura, oeste de Andalucía, bajo Aragón y Navarra, donde podrán alcanzar hasta 120 kilómetros por hora. En el resto de la península, los vientos podrán alcanzar rachas de 70 y 100 kilómetros por hora.

El día 25 de diciembre, las lluvias afectarán especialmente a Córdoba, Cádiz, Sevilla y norte de Huelva y Jaén, dónde podrán alcanzar hasta 40 litros por metro cuadrado en 12 horas. Los vientos se desplazarán este día al centro y este peninsular afectando principalmente a los Pirineos, bajo Aragón, Madrid, Castilla-La Mancha, sur de Extremadura y oeste de Andalucía, donde se podrán al alcanzar rachas máximas de viento entre 70 y 90 kilómetros por hora. Se prevén también vientos costeros en Galicia, cornisa cantábrica, sureste del mediterráneo, Gerona y Baleares.

Comenzará a nevar en el Pirineo, sistema Ibérico, ladera norte del sistema central, oeste del Cantábrico y en la provincia de Orense, donde podrán alcanzar hasta 15 centímetros de espesor. El lunes 23, la cota de nieve será inicialmente alta de 1.500-1.800 metros, descendiendo al final del martes 24 hasta unos 1.200 metros en Galicia. El descenso será más acusado durante el miércoles 25, hasta unos 600-800 metros en la mitad norte peninsular y zona centro, y 800-1.200 metros en el resto de la península y Baleares.

RECOMENDACIONES

Ante esta situación, Protección Civil y Emergencias recomienda viajar por carretera si es imprescindible, informarse de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de Tráfico.

Asimismo, aconseja adoptar medidas de autoprotección y recuerda que la prevención y la colaboración ciudadana son esenciales, así como prestar especial atención a las normas de la comunidad autónoma.

Ante lluvias intensas y/o persistentes, Protección Civil recomienda que disminuir la velocidad si va conduciendo; extremar las precauciones y no se detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si tiene que viajar, procurar circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.

Si comienza a llover de manera torrencial, recuerda que existe riesgo de inundación, por lo que insta a no atravesar con su vehículo ni a pie los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua, y localice los puntos más altos de la zona y recuerda que es mejor no intentar salvar su automóvil en medio de una inundación.

Ante los fuertes vientos, Protección Civil aconseja asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También, recomienda abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

En cuanto a las precauciones por vientos costeros, recomienda alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes. En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar.

Finalmente, ante la previsión de nieve aconseja ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de nieve si va conduciendo; revisar los neumáticos, anticongelante y frenos; tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas, así como ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.