“No todos los genios son Asperger ni todos los Asperger son personas superdotadas”

El Síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista (Foto: E.P.).

Zoila Guisuraga, psicóloga de la Asociación Asperger Salamanca, explica las peculiaridades y falsos mitos de este trastorno coincidiendo con la celebración de su Día Internacional.

El 18 de febrero se ha conmemorado el Día Internacional del Síndrome de Asperger, un trastorno del espectro autista que continúa siendo un gran desconocido para gran parte de la sociedad y que es confundido, en muchas ocasiones, con el propio autismo.

 

La Asociación Síndrome de Asperger de Salamanca ha organizado, los días 18 y 24 de febrero, dos jornadas informativas en las que explicará a los asistentes las peculiaridades de este trastorno e intentará ganar visibilidad en la capital salmantina. Además, la Asociación también celebrará una cena benéfica el 26 de febrero, en el Hotel Alameda Palace, para conseguir recaudar fondos para ampliar sus actividades.

 

Esta institución funciona en Salamanca desde 2010, y convierte a la ciudad, junto a León, en las dos únicas provincias que ofrecen servicios integrales a las familias para tratar el Síndrome de Asperger en Castilla y León. Actualmente trabaja con treinta y dos familias procedentes de diferentes puntos de la comunidad.

 

La psicóloga Zoila Guisuraga es una de los profesionales que trabajan en la Asociación Síndrome de Asperger en Salamanca, y ha arrojado un poco de luz sobre este trastorno que puede pasar desapercibido en las edades más tempranas.

 

IDENTIFICACIÓN DEL TRASTORNO

"El Asperger, si bien es considerado un trastorno del espectro autista, produce síntomas con unas características más leves"

A diferencia de lo que sucede con las personas que padecen autismo, ha explicado Zoila, el Asperger, si bien es considerado un trastorno del espectro autista, produce síntomas con unas características más leves. Por ejemplo, una persona con Asperger puede tener dificultades a la hora de comunicarse o para entender la comunicación no verbal, pero no existirá una ausencia total de lenguaje y aprenderá a expresarse con gestos. Además, ha apuntado Zoila, “no tienen asociada una discapacidad intelectual, como sucede en la mayoría de los trastornos del espectro autista”.

 

Como sucede con el autismo, para mejorar el desarrollo de una persona con Asperger es muy beneficiosa la identificación temprana. Los niños con Síndrome de Asperger suelen desarrollar pronto el lenguaje, mostrar un gran interés por los temas escolares y académicos y, en general, da la sensación de que son más inteligentes que el resto. Muestran interés por cuestiones que corresponden a edades más avanzadas y su falta de empatía puede asociarse a comportamientos maleducados o caprichosos, ha explicado la psicóloga Zoila Guisuraga.

 

ASPERGER Y GENIALIDAD

“No todos los genios son Asperger ni todos los Asperger son personas superdotadas"

Uno de los mayores errores que se cometen al hablar de Asperger es su asociación inmediata con la genialidad. Basta una búsqueda rápida en Internet para encontrar artículos con referencias a Albert Einstein, Bill Gates o incluso Lionel Messi como personas con Síndrome de Asperger. Este mito, ha apuntado Zoila, puede ser positivo para que la sociedad comprenda algunos de los aspectos del Asperger y se familiaricen con él, aunque no deja de ser erróneo.

 

“El problema es que se está creando una tendencia de asociar que todos los genios y personas que son o han sido importantes tienen Asperger o algunas de sus características”, ha declarado Zoila, que ha aclarado: “No todos los genios son Asperger ni todos los Asperger son personas superdotadas. Hay personas que se han volcado tanto en su labor que han dejado un poco de lado sus relaciones sociales. Las personas con Asperger no saben cómo relacionarse porque no entienden la empatía ni el rol que deben asumir, pero no es una decisión personal, sino una discapacidad social.”