"No surgió ninguna opción de hacer política en Salamanca, no tuve ninguna oferta"

María José Jiménez y Pablo Iglesias, en la pasada precampaña.

La decisión de Pablo Iglesias de no celebrar primarias si hay elecciones devuelve a Salamanca a María José Jiménez, que asume que se presentará si se repite la misma lista. Está informada de la crisis interna en una organización que no le dio ninguna opción.

La intención manifestada por Pablo Iglesias de no celebrar nueva primarias para elaborar las listas de unas hipotéticas elecciones el 26 de junio puede suponer el regreso de María José Jiménez a Salamanca para encabezar una lista que, en principio, no parece afectada por la explosión interna de Podemos tras la tormentosa marcha de su actual directiva entre acusaciones de "violencia orgánica". La gallega, ahora trabajando en Madrid, está al tanto de lo ocurrido "por los medios de comunicación" y reconoce desconocer "lo que puede haber ahí dentro".

 

Lo que sí parece tener más claro es su posible regreso. Aunque asegura que no lo ha valorado, sí dice que "si se repiten las listas, me tendría que presentar". "A ver qué dicen desde el partido, pero no me consta si han hablado ya con alguno", asegura y reconoce que podría ser lo más adecuado porque "no hay mucho tiempo para poder hacer listas y que sean justas, para hacer un proceso legítimo".

 

Jiménez fue una de las noticias de la pasada precampaña: el anuncio de que la cabeza de lista de Pablo Iglesias para Salamanca era una mujer gitana y feminista llamó mucho la atención. Casi tanto como el hecho de que hubiera ido en 1999 en una lista del PP. Después empezó a 'hacer vida' en Salamanca con presencia en actos, pero siempre dejó claro que si no salía elegida le sería muy difícil continuar. "Vuelvo a Madrid, los salmantinos no han decidido que me quede", dijo la misma noche electoral.

 

Sobre esa circunstancia se pronuncia: "Yo volví a mi trabajo porque no salí elegida y mi trabajo estaba en Madrid. No surgió ninguna opción de hacer política en Salamanca, no tuve ninguna oferta", asegura Jiménez, que lidera una ONG en la capital. Asegura que, entonces, el partido contaba con una estructura en Salamanca que decidía, aunque ahora ha variado la situación.